REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
EN SU NOMBRE

JUZGADO SUPERIOR EN LO CIVIL, MERCANTIL, TRÁNSITO Y MENORES DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO MIRANDA.

EXP: 02-4776

Conoce este órgano jurisdiccional de la apelación interpuesta contra del auto de fecha 5 de agosto del año 2002, dictado por el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Miranda, mediante el cual negó la admisión de la querella Interdictal, presentada por el ciudadano JOSÉ LUIS LUGO ECHEVERRÍA, venezolano, mayor de edad, actuando con el carácter de Director Gerente de la Sociedad Mercantil LABORATORIOS BIOCLINICO LUGO C.A., inscrita por ante el Registro Mercantil Primero de la Circunscripción Judicial del Distrito Federal y estado Miranda, en fecha 15 de octubre de 1987, anotada bajo el No. 39, tomo 9-A pro, asistido por la abogado EDITH XIOMARA ARLEO, inscrita en el Inpreabogado bajo el No. 38.259, parte querellante en la acción de Interdicto de Amparo seguido contra LA SOCIEDAD VENEZOLANA DE LA CRUZ ROJA.
Aduce el recurrente en su libelo de demanda, que en fecha 01 de enero de 1991, celebró contrato de arrendamiento con la SOCIEDAD VENEZOLANA DE LA CRUZ ROJA, Seccional Miranda, sociedad civil ésta, creada según consta de acta de fecha 10 de febrero de 1936, posteriormente modificada según consta de Acta distinguida con el número 111, de fecha 26 de marzo de 1992, autenticada por ante la Notaría Pública de Los Teques, en fecha 24 de febrero de 1993, quedando anotada bajo el No. 48, tomo 13 de los libros de autenticaciones llevadas por esta Notaría, debidamente protocolizado por ante la Oficina Subalterna de Registro del Distrito Guaicaipuro del estado Miranda, en fecha 26 de abril de 1993, quedando registrada bajo el No. 47, tomo 8, segundo trimestre, teniendo como objeto dicho contrato un local distinguido con el No. 01 situado en el 5to. Piso de un inmueble propiedad de ésta última, ubicado en las esquinas formadas por la calle Páez y Junín, Los Teques, Jurisdicción del Municipio Autónomo Guaicaipuro del estado Miranda, contrato que fue resuelto por sentencia dictada en fecha 12 de marzo de 1997, por el Juzgado Primero de Municipio del Municipio Guaicaipuro de esta Circunscripción Judicial y sede, ejecutándose la misma, fue entregado el inmueble el 16 de abril de 1997.
Aduce además, que el 21 de abril de 1997, la Sociedad Mercantil que representa ocupó la parte lateral del sótano, de la planta baja y el primer piso del edificio de la Cruz Roja Venezolana Seccional Miranda, ubicado en las calles Junín y Páez, Los Teques, Jurisdicción del Municipio Autónomo Guaicaipuro del estado Miranda, instalaciones que desde entonces ha venido poseyendo, en forma pública, pacífica, ininterrumpida, inequívoca y con intenciones de tenerlas como propias.
Asimismo manifiesta, que desde el 15 de julio de 2002, la SOCIEDAD VENEZOLANA DE LA CRUZ ROJA, Seccional Miranda, viene ejecutando una serie de acciones tendientes a perturbarlo en su legítima posesión, tales como cerrar el acceso que tiene al Sótano del edificio Cruz Roja Venezolana Seccional Miranda, por la calle Páez, Los Teques, a través de una puerta interna de madera que da hacia las dependencias que tiene su representada Sociedad Mercantil LABORATORIOS BIOCLINICO LUGO COMPAÑÍA ANÓNIMA, en la parte lateral del mismo (sótano), puerta esta que siempre se mantuvo abierta, al igual que suprimir en horario de oficina, el servicio de ascensor que da hacia los pisos superiores de la mencionada edificación.

Fundamentó su acción en los artículos 771, 772, 773 y 782 del Código Civil, así como el artículo 700 del Código de Procedimiento Civil, estimó la demanda en la cantidad de cinco millones cien mil bolívares (Bs. 5.100.000,00).
El 05 de agosto de 2002, el a quo dictó auto mediante el cual negó la admisión de la querella interdictal, de conformidad con lo establecido en los artículos 771 AL 795 del Código Civil y los artículos 699 y siguientes del Código de Procedimiento Civil.
El 08 de agosto de 2002, el ciudadano JOSÉ LUIS LUGO ECHEVERRÍA, actuando con el carácter de Director Gerente de la Sociedad Mercantil LABORATORIOS BIOCLINICO LUGO COMPAÑÍA ANÓNIMA, apeló del auto dictado por el a quo, siendo oída la apelación ejercida en ambos efectos, se ordenó remitir el expediente a este Juzgado Superior.
El 16 de septiembre de 2002, fue recibido en esta Alzada el presente expediente, dándosele entrada y fijándose oportunidad para que las partes presenten sus informes.
El 24 de octubre de 2002, la abogado EDITH XIOMARA ARLEO, presentó su respectivo escrito de informes.
Siendo la oportunidad de emitir pronunciamiento éste Tribunal hace previamente las siguientes consideraciones:
M O T I V A
Este Juzgado Superior en ejercicio de su potestad sentenciadora, la cual conlleva al estudio tanto de los alegatos expuestos por el recurrente, como la sentencia impugnada, al realizar el pertinente análisis en el sub-judice, observa:
Manifiesta la recurrente en su escrito de informes presentado por ante este Tribunal Superior, cursante a los folios 65 al 68.
i. El Juez a quo, al dictar la decisión apelada, no pudo distinguir en el hecho de que ambos inmuebles, es decir, el que una vez ocupó su representada en calidad de arrendataria y el que hoy día ocupa en calidad de poseedora simplemente, no son los mismos.

ii. El proceso arrendaticio donde se tramitó la demanda por resolución de contrato incoada en contra de su mandante, por la Sociedad Venezolana de la Cruz Roja, Seccional Miranda, como lo expusieron en los capítulos 1° y 2° de la querella Interdictal culminó con la ejecución de la sentencia dictada en fecha 12 de marzo de 1997, por el Juzgado Primero de Municipio del Municipio Guaicaipuro de la Circunscripción Judicial del estado Miranda.

iii. El Juez a quo, utilizó para declarar inadmisible la queja incoada, conceptos, hechos y situaciones que devienen de una relación arrendaticia hoy fenecida y anterior a la situación posesoria a que se contrae el presente proceso, las cuales, ni siquiera tienen por objeto los mismos inmuebles, constituyendo una franca violación a la cosa juzgada material, establecida respecto de la relación arrendaticia.

iv. En el contenido del auto apelado, se da vigencia a la extinción y al hecho, de que la misma nada tiene que ver con el caso sub-judice, derivado de la diferenciación existente entre el inmueble donde se desarrolló la relación arrendaticia con el inmueble que hoy día posee su mandante.
El auto recurrido en apelación dictado por el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Miranda, realizó las siguientes consideraciones:
.. el artículo 772 del Código Civil establece lo siguiente: .. la posesión es legítima cuando es continua, no interrumpida, pacifica, publica, no equivoca y con intención de tener la cosa como suya propia. Así mismo, se observa que la jurisprudencia constante y reiterada de nuestro máximo Tribunal ha establecido el siguiente criterio: Sentencia del 16 de marzo de 1982, (C.S.J. Casación) ... Antes bien, procedió en forma correcta, ya que considerando que las partes estaban ligadas por un contrato de arrendamiento, la acción interdictal restitutoria no es la vía para dilucidar las diferencias que hayan surgido entre las partes, en virtud de los términos, o de las cláusulas del expresado contrato de arrendamiento... Sentencia de fecha cuatro de julio de 1985 (C.S.J. Casación) ...“...”compartió la doctrina que ha prevalecido en nuestra jurisprudencia” a tenor de la cual la protección posesoria no es procedente cuando el solicitante del amparo posesorio está contractualmente vinculado a aquel a quien se le imputan los hechos de perturbación o de despojo... En virtud de las consideraciones jurisprudenciales, legales y doctrinarias anteriormente expuestas, este Tribunal concluye que de lo alegado por el querellante en la presente acción interdictal, existe una relación contractual de arrendamiento con la querellada, ... Por las consideraciones antes expresadas, este Tribunal NIEGA la admisión de la presente querella interdictal...
Así las cosas, el auto cuya apelación es sometido al conocimiento de este Tribunal Superior, versa sobre un Interdicto de Amparo, que intenta la Sociedad Mercantil LABORATORIOS BIOCLINICO LUGO COMPAÑÍA ANÓNIMA contra la SOCIEDAD VENEZOLANA DE LA CRUZ ROJA, Seccional Miranda a través de su apoderada.
Del estudio realizado a las actas procesales se desprende a los folios 15 al 39, copia certificadas emitidas por la oficina principal de Registro Público del estado Miranda, expediente N° 933205, el mismo versa sobre el juicio de Resolución de Contrato de Arrendamiento solicitada por la Sociedad Venezolana de la Cruz Roja, Seccional Miranda, contra Laboratorios Lugo C.A., sobre un local distinguido con el N° 1, del quinto (5°) piso del Edificio, ubicado entre las calles Páez y Junín, de esta ciudad de Los Teques, jurisdicción del Distrito Guaicaipuro del estado Miranda, propiedad de la Cruz Roja Venezolana.
Cursa al folio 27 al 35, sentencia dictada por el Juzgado del Municipio Guaicaipuro de la Circunscripción Judicial del estado Miranda, en fecha 12 de marzo de 1997, mediante la cual se declaró CON LUGAR la demanda que por RESOLUCIÓN DE CONTRATO DE ARRENDAMIENTO, siendo ejecutoriada en fecha 16 de abril de 1997, concluyendo así el contrato de arrendamiento que suscribieron las partes.
Se desprende de las actuaciones acompañadas al libelo de la demanda que la relación contractual arrendataria que existió entre LABORATORIOS BIOCLINICO LUGO COMPAÑÍA ANÓNIMA y la SOCIEDAD VENEZOLANA DE LA CRUZ ROJA, Seccional Miranda, fue realizado sobre un local distinguido con el No. 1 situado en el quinto (5to) piso propiedad de la querellada, ubicado en las esquinas formadas por la calle Páez y Junín de la ciudad de Los Teques, el mismo culminó con la ejecución de la sentencia dictada en fecha 12 de marzo de 1997, por el Juzgado de Municipio Guaicaipuro de esta misma Circunscripción Judicial y sede.
Así las cosas, es evidente que la relación contractual a que hace referencia el a quo, versa sobre un inmueble distinto al que hace distinción la parte querellante en su libelo de acción de Interdicto de Amparo, siendo que el mismo se encuentra ubicado en la parte lateral del Sótano, la planta baja y el primer piso del edificio de la Cruz Roja Venezolana Seccional Miranda, ubicado en las calles Junín y Páez, Los Teques Jurisdicción del Municipio Autónomo Guaicaipuro del estado Miranda., razones estas por las cuales, se evidencia que el Juzgado Segundo de Primera Instancia, en lo Civil, Mercantil y del Tránsito, efectuó una errada valoración, de los elementos de admisibilidad de la pretensión del actor, al valorar la existencia de un contrato de arrendamiento que se encuentra resuelto judicialmente y que no guarda relación alguna, con las situaciones de hecho aportadas por el querellante en su solicitud, por ello en aras de permitir el acceso del justiciable a obtener una verdadera tutela judicial efectiva, inexorablemente debe este órgano jurisdiccional REVOCAR el auto de fecha 05 de agosto de 2002, dictado por el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Miranda, mediante el cual NEGÓ la admisión de la querella Interdictal, intentada por la Sociedad Mercantil “ LABORATORIOS BIOCLINICO LUGO COMPAÑÍA ANÓNIMA, contra la “SOCIEDAD VENEZOLANA DE LA CRUZ ROJA” supra identificadas. Debiendo en consecuencia reponerse la causa, al estado de nuevo pronunciamiento sobre la Admisión ó no de la pretensión incoada.

D I S P O S I T I V A
Por todos los razonamientos antes expuestos éste Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Menores de la Circunscripción Judicial del estado Miranda con sede en Los Teques, administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por Autoridad de la Ley declara CON LUGAR la apelación interpuesta por el ciudadano JOSÉ LUIS LUGO ECHEVERRIA en su carácter de Director Gerente de la Sociedad Mercantil LABORATORIOS BIOCLINICO LUGO COMPAÑÍA ANÓNIMA, en consecuencia se Revoca el auto dictado en fecha 05 de noviembre de 2002, por el Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Miranda con sede en Los Teques, en consecuencia se ordena al Juzgado de Primera Instancia se pronuncie sobre la admisibilidad o no de la pretensión incoada.

Remítase el presente expediente al Tribunal Juzgado Segundo de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del estado Miranda con sede en Los Teques.

Por la naturaleza de la decisión no hay condenatoria en costas.

Publíquese, regístrese y déjese copia de la presente decisión.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho del Juzgado Superior en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Menores de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda en Los Teques a los veinte (20) días del mes de diciembre de dos mil dos (2.002). Años: 192° y 143°.-
LA JUEZ,


DRA. MARDONIA GINA MIRELES.
EL SECRETARIO ACC.,

ABOG. EDUARDO J. CABRERA.

En la misma fecha se registró y publicó la anterior sentencia siendo la una y quince minutos de la tarde (1:15 p.m.).
EL SECRETARIO ACC.,


ABOG. EDUARDO J. CABRERA