Juez Unipersonal: Dr. Ricardo Rangel Avilés.-
Fiscal Aux. 3° del Ministerio Público: Dr. Ciro Camerlingo.-
Defensor Público Penal: Dra. Raquel Morillo.-
Imputado: Félix Eduardo Solórzano Acosta.-
Secretaria: Abg. Ingrid Moreno.-
Delito: Hurto Calificado en grado de Frustración, previsto y sancionado en los artículos 455 ordinal 6 en concordancia con el 80 único aparte del Código Penal.-


En fecha 23/09/2003, se realizó la audiencia de presentación de detenido, oportunidad en la cual este Tribunal consideró las circunstancias expuestas por las partes y decretó Medida Cautelar de presentación cada ocho (8) días ante este Tribunal a favor del ciudadano: Félix Eduardo Solórzano Acosta, de conformidad con lo establecido en el artículo 256 numerales 3, 5 y 6 del Código Orgánico Procesal Penal.-
En fecha 10/12/2003, este Tribunal dictó auto mediante el cual revoca la medida cautelar impuesta por incumplimiento de la misma de conformidad con lo establecido en el artículo 262 numeral 3 del Código Orgánico Procesal Penal; materializándose la detención en fecha 09/03/2004.-
En fecha 23/04/2004 el Fiscal del Ministerio Público presente por ante la Oficina de Alguacilazgo de éste Circuito Judicial Penal, escrito de acusación en contra del Imputado. En esta misma fecha se dictó auto mediante el cual se fija la audiencia preliminar para el día 18/05/2004 a la 1:00 p.m., conforme al contenido del artículo 327 de nuestra norma adjetiva penal.-
En fecha 10/05/2004, la Defensor Pública Penal presentó por ante la Oficina de Alguacilazgo de éste Circuito Judicial Penal y sede, escrito mediante el cual da cumplimiento a su carga procesal prevista en el artículo 328 del Código Orgánico Procesal Penal.-
En fecha 18/05/2004 siendo la fecha y hora fijados para la realización de la audiencia preliminar, no se materializó la misma motivado de la ausencia del Fiscal del Ministerio Público, en consecuencia se difiere la misma para el día 21/05/2004.-
Siendo el día y la hora fijados para que tenga lugar la audiencia preliminar, se procedió a verificar la presencia de las partes y estando todas presentes, se dio inicio a la misma quedando planteada en los términos siguientes:


ENUNCIACIÓN DE LOS HECHOS

En fecha 21/05/2004; siendo la oportunidad legal para la realización de la audiencia preliminar en la causa seguida en contra del ciudadano Félix Eduardo Solórzano Acosta, se constituyó el Tribunal en la Sala de Audiencias Nº 3 de este mismo Circuito Judicial Penal, presidido por el ciudadano Juez, Dr. Ricardo Rangel Avilés, comenzando por cederle el derecho de palabra a la Fiscal del Ministerio Público, a fin de que exponga el acto conclusivo, presentando formal acusación en contra del ciudadano Félix Eduardo Solórzano Acosta, por la comisión de los delitos de Hurto Calificado en grado de Frustración, previsto y sancionado en los artículos 455 ordinal 6 en concordancia con el 80 único aparte del Código Penal. Así mismo señaló el Representante Fiscal en su acusación las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que ocurrieron los hechos objeto del debate; indicando que: En fecha 21-09-03, a la 1:30 de la tarde del día domingo, una comisión policial del Municipio Carrizal del Estado Miranda recibe llamada radiofónica donde notifican que en el sector industrial de Carrizal en la calle las industrias, dos ciudadanos habían aprehendido un sujeto que se había introducido en un galpón por la parte posterior (ventana) con la intención de sustraer objetos del lugar (láminas de zinc), siendo sorprendido por los propietarios del lugar, siendo entregado a la comisión policial.-
El Representante Fiscal ofreció como Medios de Pruebas para ser incorporados al debate oral y público los siguientes:
Testimoniales:
- Testimonio de los ciudadanos Córdova Maizo Filiberto y Medina Rivero William Rafael, el primero dueño del galpón y el segundo vecino del galpón, el primero recibió la información de que un sujeto se había introducido en el galpón intentando llevarse unas laminas de zinc, los dos lo aprehenden para entregarlo a la policía.
- Los funcionarios policiales Rodríguez José Gregorio y Marcano Manuel, de la Policía Municipal de Guaicaipuro quienes son alertados y llamados por los mencionados ciudadanos para manifestarles que habían aprehendido a un señor que se encontraba en galpón para sustraer láminas de zinc.-

Todas y cada una de los medios de prueba, así como la acusación fueron debidamente admitidas en virtud de no existir ningún tipo de oposición válida de la defensa.-
De las Excepciones opuestas

La defensa opuso escrito por ante la Oficina de Alguacilazgo Circunscripcional, conforme al contenido del artículo 328 del Código Orgánico Procesal Penal, de igual forma hizo su exposición en el curso de la Audiencia Preliminar en los términos siguientes:
“Opongo al escrito de acusación presentado la excepción prevista en el artículo 28, Ordinal 4 literal i del Código Orgánico Procesal Penal por falta de los requisitos formales para intentar la acusación fiscal al no contener estos los requisitos del artículo 326, Ordinal 2 Ejusdem. El Ministerio Público ha hecho la narración de lo expuesto por los funcionarios, solicito la acusación sea desestimada. Opongo la excepción del artículo 28, Ordinal 4 literal i por falta de los requisitos formales para intentar la acusación fiscal al no contener estos los requisitos del artículo 326, Ordinal 3 del Código Orgánico Procesal Penal, puesto que no existen suficientes elementos de convicción para hacer participe a mi defendido en los hechos narrados por el Ministerio Público. La defensa solicita se desestime la acusación presentada, declarándose con lugar la excepción opuesta. Así mismo opongo la excepción del artículo 28, Ordinal 4 literal i por falta de los requisitos formales para intentar la acusación fiscal al no contener estos los requisitos del artículo 326, Ordinal 4 del Código Orgánico Procesal Penal, puesto que no consta en la acusación inspección ocular para determinar que mi defendido escaló y se metió por una vía distinta a la usada, por ello las circunstancias determinadas por el Fiscal no están demostradas, el Ministerio Público debe convencer al juez de control del tipo penal calificado, solicito se desestime la acusación presentada, declare con lugar la excepción opuesta. Opongo la excepción del artículo 28, Ordinal 4 literal i por falta de los requisitos formales para intentar la acusación fiscal al no contener estos los requisitos del artículo 326, Ordinal 5 del Código Orgánico Procesal Penal, no ha señalado el Ministerio Público la pertinencia y necesidad de los testigos promovidos. Por todo lo antes expuesto la defensa solicita no admita las pruebas expuestas por el Ministerio Público, se decrete el Sobreseimiento conforme a lo establecido en el artículo 33 Ordinal 4 del Código Orgánico Procesal Penal y así mismo solicito la revisión de la medida de Privación Preventiva de Libertad para mi defendido”.-

Por su parte el Fiscal del Ministerio Público dio contestación en los términos siguientes:
“En relación a las excepciones: en cuanto a la del ordinal 2: Fueron oralmente expuestas en esta audiencias, para establecer ello se desprende que a la una y treinta de la tarde, estos ciudadanos habían percatado de lo que estaba sucediendo y al llegar al comisión estas personas entregan al sujeto a la comisión, se estableció que la victima recibió aviso de su vecino de que un sujeto brincaba por la ventada del galpón y así se establecen las circunstancias de la aprehensión en forma concreta clara y sucinta de lo acontecido ese domingo. En relación al Ordinal 2 y 5, cuando hablamos de elementos de convicción son presunciones razonables que llevan a una persona a una idea, en este caso fue así de que el señor era culpable en los hechos narrados y que servirán como elementos de pruebas, específicamente las testimoniales del dueño del galpón y su vecino, como se dijo anteriormente, así lo que establece los funcionarios policiales les entregan a estos un ciudadano después de haberse introducido al galpón e intentar apropiarse de una laminas de zinc, que se va a demostrar con esto en un eventual Juicio Oral, van a establecer lo que pasó ese día de los hechos. El relación a la calificación jurídica: Se establece el delito de Hurto Calificado, como acción de apoderarse de cosa ajena, el sujeto activo es cualquier persona y sujeto pasivo cualquier persona victima y el objeto material la cosa ajena, el vecino aclara perfectamente que el sujeto se introdujo por la ventana, sitio distinto a lo destinado, eso es escalamiento, vía no común no destinada a tal fin, por ello cuando hablamos de frustración cuando se ha hecho todo lo necesario para efectuar el hecho, por ello el Ministerio Público establece ajustada la calificación dada”.-

La Defensa expuso en los términos siguientes:
“Conforme al contenido del artículo 330 Ordinal 1 considera la defensa que el Ministerio Público no subsanó los defectos de forma en relación a las excepciones opuestas por esta defensa, por lo que ratifica la defensa que no hay inspección ocular del sitio de los hechos”.-

Ahora bien, la defensa interpone la excepción prevista en el artículo 28 numeral 4, literal “i” en concordancia con el artículo 326 de la norma adjetiva penal, considera éste Juzgador que analizadas las circunstancias del caso en concreto, considera quien aquí decide que tanto el escrito de acusación como la exposición del Representante Fiscal se ha indicado en forma clara, precisa y circunstanciada los hechos que se imputan al ciudadano: Félix Eduardo Solórzano Acosta, los cuales lo vinculan racionalmente al hecho objeto de la presente causa así como las circunstancias de modo tiempo y lugar del mismo; de igual forma el representante Fiscal señaló y ofreció en el curso de su intervención la necesidad y pertinencia de los medios de prueba, por lo si el Ministerio Público consideró que la vía de acceso la establecería con la prueba de testigo y no requería de la Inspección en el sitio del suceso que invoca la defensa, es responsabilidad del Ministerio Público las resultas del eventual Juicio Oral y Público, por el contrario si la defensa considera que necesita de tal experticia ha debido solicitarla al Representante Fiscal en forma oportuna conforme al contenido del artículo 305 del Código Orgánico Procesal Penal; En consecuencia las excepciones opuestas son manifiestamente improcedentes de conformidad con lo establecido en los artículos 330 numerales 1, 4 y 9, en concordancia con el contenido del artículo 326 numerales 2, 3, 4 y 5 todos del Código Orgánico Procesal Penal. Y así se declara.-

ADMISION DE LOS HECHOS, CONFORME A LO ESTABLECIDO EN EL ARTÍCULO 376 DEL CODIGO ORGANICO PROCESAL PENAL


Una vez formulada la acusación fiscal en contra del ciudadano Félix Eduardo Solórzano Acosta; y realizadas las advertencias de ley, se impuso al ciudadano antes identificado, sobre el contenido del artículo 49 numeral 5° de la Constitución del República Bolivariana de Venezuela; así como del contenido del artículo 131 del Código Orgánico Procesal Penal. De igual manera se informó a los Imputado sobre las MEDIDAS ALTERNATIVAS A LA PROSECUCIÓN DEL PROCESO, consistentes en el Principio de Oportunidad, previsto en el artículo 37, los Acuerdos Reparatorios, previsto en el artículo 40, la Suspensión Condicional del Proceso, establecido en el artículo 42 y el procedimiento especial por Admisión de Los Hechos, previsto en el artículo 376, todos del Código Orgánico Procesal Penal, los cuales fueron explicados detalladamente por el ciudadano Juez.-
De igual forma, el ciudadano Félix Eduardo Solórzano Acosta, manifestó al Tribunal su voluntad de admitir los hechos Imputado por el Fiscal del Ministerio Público, así como la inmediata aplicación de la pena respectiva.-
Posteriormente, este Juzgador paso a emitir previamente los siguientes pronunciamientos: PRIMERO: Se declaran improcedentes la excepciones opuestas por la defensa de conformidad con lo establecido en los artículos 330 numerales 1, 4 y 9, en concordancia con el contenido del artículo 326 numerales 2, 3, 4 y 5 todos del Código Orgánico Procesal Penal; SEGUNDO: Se ADMITE totalmente la acusación presentada por el Fiscal Primero del Ministerio Público, en contra del ciudadano Félix Eduardo Solórzano Acosta, por la comisión de los delitos de Hurto Calificado en grado de Frustración, previsto y sancionado en los artículos 455 ordinal 6 en concordancia con el 80 único aparte del Código Penal, por los hechos acaecidos en fecha 21/09/2003, siendo aproximadamente las 1:30 de la tarde; TERCERO: Se ADMITEN todos los medios de pruebas ofrecidos por el representa Fiscal, por considerarlos útiles, pertinentes y necesarios en la presente causa.-
Una vez admitida totalmente la acusación presentada por el Representante del Ministerio Público, el acusado ciudadanos Félix Eduardo Solórzano Acosta, solicitó el derecho de palabra, ratificando al Tribunal una vez más, su voluntad de admitir los hechos con la finalidad que se le imponga de inmediato la pena correspondiente.-
Finalmente, La defensa en virtud de la manifestación voluntaria de sus representados, se adhirió a tal planteamiento; solicitando le sea aplicado el procedimiento especial de admisión de los hechos, establecido en el artículo 376 del Código orgánico Procesal Penal, con su rebaja correspondiente y la atenuante prevista en el artículo 74 ordinal 4° del Código Penal Venezolano.-
Ahora bien, oídas las exposiciones de las partes y habiendo manifestación expresa, por parte del acusado de acogerse al Procedimiento especial de Admisión de los Hechos, establecido en el artículo 376 del Código Orgánico Procesal Penal; este Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda con sede en Los Teques, pasa de seguidas a imponer la pena correspondiente en los términos siguiente:

PENALIDAD
En relación a la pena aplicable en la presente causa al ciudadano Félix Eduardo Solórzano Acosta; este Tribunal establece la pena a imponer cuya motivación queda planteada en los términos siguientes:

Primero: En el caso de los delitos de Hurto Calificado en grado de Frustración, previsto y sancionado en los artículos 455 ordinal 6 en concordancia con el 80 único aparte del Código Penal, imputado al ciudadano: Félix Eduardo Solórzano Acosta, observa quien aquí decide que se establece una pena de cuatro (04) a ocho (08) años, intervalos estos a los cuales se les debe aplicar el contenido del artículo 37 ejusdem, para establecer como punto de partida para el cómputo el término medio que en el presente caso es de seis (06) años de Prisión; tiempo este al cual se le hace una rebaja de un tercio (⅓), es decir dos (02) años de Prisión, en virtud de no poseer antecedentes penales y conforme a la facultad del Juzgador otorgada en el contenido del artículo 74 ordinal 4° de la norma sustantiva penal; para un total de cuatro (4) años, tiempo éste al cual se le debe hacer una rebaja de un tercio (⅓), es decir de un (1) año y cuatro (4) meses de conformidad con lo establecido en el artículo 80 en su único aparte del Código Penal Venezolano, quedando establecida la pena una vez atendidas todas las circunstancias en dos (2) años y ocho (8) meses de Prisión.-
Por otra parte, dada la manifestación de voluntad del acusado de acogerse al procedimiento especial de Admisión de los Hechos previsto en el artículo 376 del Código Orgánico Procesal Penal, corresponde hacer un ajusta en la pena aplicable al delito desde un tercio a la mitad de conformidad con el encabezamiento del artículo citado, que en el caso en concreto este Juzgador estima procedente rebajar la mitad (½) de la pena aplicable, siendo en consecuencia la pena a cumplir por el acusado por el delito de Hurto Calificado en grado de Frustración de un (1) año y cuatro (4) meses de Prisión. Y así se declara.-
Tercero: Se exonera al condenado del pago de costas procesales en virtud de haber admitido los hechos. De igual manera en atención al contenido del artículo de marras se Ratifica la privación de libertad en esta sala y se ordena la reclusión del condenado en el Internado Judicial de Los Teques, hasta tanto el Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Ejecución respectivo establezca su sitio de reclusión definitivo, dado el comportamiento del condenado a lo largo del proceso y por no haber acreditado domicilio cierto. Y así se declara.-

DISPOSITIVA:
Por todos los argumentos antes expuestos, este Juzgado de Primera Instancia en Funciones de Control N° 06 del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en la ciudad de Los Teques, Administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela por Autoridad de la Ley, declara: PRIMERO: De conformidad con lo establecido en el artículo 376 del Código Orgánico Procesal Penal, se CONDENA al ciudadano: SOLORZANO ACOSTA FELIX EDUARDO quien no presentó en esta audiencia la Cédula de Identidad laminada, y manifestó ser titular de la Cédula de Identidad N° V-12.730.329, de nacionalidad venezolana, grado de instrucción 6to grado, natural de Los Teques, Estado Miranda, en fecha 12-06-74, de estado civil soltero, de 29 años de edad, de profesión u oficio Obrero, residenciado sin residencia fija, el mismo manifiesta no tener residencia. hijo de SOLORZANO ACOSTA FELIX EDMUNDO (v) y de XIOMARA ROSA ACOSTA DE SOLORZANO (f), Teléfono de una vecina 0212-383.42.21; a cumplir la pena de Un (1) años y Cuatro (4) meses de Prisión; por ser AUTOR responsable de la comisión de los delitos de Hurto Calificado en grado de Frustración, previsto y sancionado en los artículos 455 ordinal 6 en concordancia con el 80 único aparte del Código Penal, por los hechos acaecidos en fecha 21/09/2003; pena esta de la cual se deberá hacer una rebaja del tiempo que tiene detenido el condenado. Evidenciándose que el ciudadano SOLORZANO ACOSTA FELIX EDUARDO fue detenido en fecha 10/03/2004 y hasta la presente fecha tiene un período de dos (2) meses y once (11) días, tiempo éste que debe descontarse de la pena a cumplir, lo cual implica que el condenado deberá cumplir aproximadamente Un (1) año, Un (1) mes y diecinueve (19) días desde la presente fecha, estimándose en forma provisoria la fecha de cumplimiento de pena el día Diez (07) de Julio del año 2005, pena esta que cumplirá en los términos que determine el Tribunal de Ejecución correspondiente.-
SEGUNDO: Se condena al ciudadano: Félix Eduardo Solórzano Acosta, a las penas accesorias, establecidas en el artículo 16 del Código Penal se exonera del pago de costas procesales, contempladas en el artículo 34 ejusdem, en relación con los artículos 265, 267 en concordancia con el artículo 272, todos del Código Orgánico Procesal Penal.-
TERCERO: Se Ratifica la Medida de Privación Judicial Preventiva de Libertad del ciudadano Félix Eduardo Solórzano Acosta; en virtud de la solicitud del Fiscal del Ministerio Público y vista la imposición de una Sentencia Condenatoria, en virtud del comportamiento del condenado en el proceso y por cuanto no se ha acreditado un domicilio cierto; de conformidad con lo establecido en los artículos 250 y 251 numerales 1, 4 y parágrafo segundo de la norma adjetiva penal.-
CUARTO: Se exonera al condenado del pago de costas procesales y se ordena la reclusión del condenado en el Internado Judicial de Los Teques, hasta tanto el Tribunal de Primera Instancia en Funciones de Ejecución respectivo establezca su sitio de reclusión definitivo.-
Dada, sellada y refrendada en la sede del Juzgado de Primera Instancia en Funciones de Control N° 06 del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en la ciudad de Los Teques, a los veintiún (21) días del mes de Mayo del dos mil cuatro (2004).-
El Juez

Dr. Ricardo Rangel Avilés La Secretaria

Abg. Ingrid Carolina Moreno
RRA/ICM/rr
CAUSA N° 6C23684-03