REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO MIRANDA
EXTENSION BARLOVENTO
TRIBUNAL PRIMERO EN FUNCION DE JUICIO

Guarenas, 11 de octubre de 2004

194° y 144°


Vista la audiencia realizada, conforme a lo previsto en el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal y sentencia de fecha 29/08/2003, Sala Constitucional, en la cual la Representación del Ministerio Público, no se opuso al otorgamiento de Medidas Cautelares al acusado, solicitando la aplicación de la contenida en el ordinal 8 del artículo 256 del Código Orgánico Procesal Penal a los fines de garantizar el fin del proceso. Este Tribunal para emitir pronunciamiento observa.

En fecha 04 de octubre del año 2004, la Dra. XIOMARA JIMENEZ Defensora Pública Segunda, de la Unidad de Defensa Pública de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, consignó escrito por medio del cual solicitó Revisión de la Medida Privativa de libertad que pesaba sobre su defendido, FREDDY ORMAR DAVILA TOVAR, quien tenía un tiempo de privación de libertad superior a los dos (02) años.

De la revisión de la presente causa se observa; el presente caso inició en fecha 24 de diciembre del año 2001, por escrito consignado por la Fiscal Cuarta del Ministerio Público, mediante la cual puso a la orden del Tribunal Tercero en función de Control, al ciudadano FREDDY OMAR DAVILA TOVAR, SOLICITANDO Medida Privativa de Libertad al ciudadano citado, atribuyéndole la comisión del delito de HOMICIDIO CALIFICADO, perpetrado en contra de su concubina.

En fecha 23 de enero del año 2002, la ciudadana Fiscal Cuarta del Ministerio Público, presentó escrito de acusación en contra del referido ciudadano por la comisión del delito de; HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 408 del Código Penal ordinales 1° y 2°, en concordancia con el artículo 77 ordinal 5°.

En fecha 10 de julio del año 2002, se celebró la Audiencia Preliminar, admitiendo el Tribunal Tercero en función de Control la Acusación interpuesta por el Ministerio Público.

En fecha 23 de julio del año 2002, fue admitida la presente causa por ante éste Tribunal Primero en función de Juicio.

En virtud de haber transcurrido más de dos (02) años de la detención del acusado conforme a lo previsto en el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal, se celebró en fecha 07 de octubre del año 2004, AUDIENCIA ORAL, entre las partes, y en su exposición la ciudadana Fiscal Cuarta del Ministerio Público, no se opuso al otorgamiento de Medidas Cautelares, concediéndole en audiencia oral al acusado las Medidas Cautelares contenidas en el artículo 256 numerales 3, 4, 6 y 8 respectivamente.

En virtud de lo antes expuesto y de conformidad a lo previsto en el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal y al contenido de la sentencia antes referida, la cual señala:
“… Esta Sala observa que el legislador estableció como límite máximo, de toda medida de coerción personal, independientemente de su naturaleza, la duración de dos años, puesto que previó que era un lapso suficiente para la tramitación del proceso. Ahora bien una vez transcurrido los dos años, decae automáticamente la medida judicial privativa de libertad, sin embargo, es probable que para asegurar la finalidad del proceso sea necesario someter al imputado o al acusado a alguna otra medida, que, en todo caso, debe ser menos gravosa. ..

En consecuencia habiendo transcurrido más de dos (02) años desde el inicio del presente proceso y manteniéndose aún el acusado privado de libertad, realizada la audiencia oral conforme a lo previsto en el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal, en atención a lo previsto en el artículo 9 del Código Orgánico Procesal Penal, que establece el principio de libertad, y como medida excepcional la privación o restricción de la libertad, en concordancia con el artículo 243 ejusdem, que establece el estado de libertad y artículo 256 ibidem, que establece la imposición de medidas cautelares menos gravosas para el imputado. Por cuanto la presente solicitud obedece al Retardo Procesal que ha existido en la presente causa, la cual si bien es cierto está revestida del principio de proporcionalidad dada la gravedad del delito atribuido como lo es la comisión del delito de HOMICIDIO CALIFICADO, se hace necesario la imposición de medidas cautelares, que permitan garantizar las resultas del proceso, el cual se ha prolongado por un tiempo superior al establecido en el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal, sin que el ciudadano Fiscal del Ministerio Público, solicitara la prorroga, ni haberse demostrado que el retardo era imputable al Acusado.

En consecuencia analizados los planteamientos precedentemente expuestos considera este Tribunal Primero en función de Juicio, que lo procedente en aras de una sana, recta y justa administración de justicia es OTORGAR al acusado FREDDY OMAR DAVILA TOVAR, las Medidas Cautelares contenidas en el artículo 256 numerales 3, presentación cada quince (15) días por ante la Secretaría del Tribunal Primero en función de Juicio, numeral 4, prohibición de salida de la circunscripción judicial del Estado Miranda y Municipio Capital, sin la autorización del Tribunal, numeral 6, prohibición de acercarse a los testigos cuyas testimoniales fueron ofrecidas para la realización del juicio Oral y numeral 8°, deberá presentar dos (02) personas que se constituyan en fiadores los cuales deberán devengar cada uno el monto equivalente a OCHENTA (80) UNIDADES TRIBUTARIAS, es decir que el acusado deberá presentar dos personas que se comprometan como fiadores, de conformidad a lo establecido en el artículo 258 del Código Orgánico Procesal Penal.

En virtud de los razonamientos antes expuestos, este Juzgado Primero de Primera Instancia Penal en función de Juicio de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda (Extensión Barlovento), administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad que le confiere la ley ACUERDA OTORGAR las Medidas Cautelares antes señaladas al ciudadano FREDDY OMAR DAVILA TOVAR, quien es titular de la Cédula de Identidad N° 3.815.651 en los términos señalados, todo de conformidad a lo previsto en los artículos 44 de la Constitución de La República Bolivariana de Venezuela, 9, 244, 251, 256, 258 y 264 numerales 3, 4, 6 y 8 todos del Código Orgánico Procesal Penal y ASI SE DECIDE. Notifíquese a las partes, diarícese, regístrese, publiquese.-
LA JUEZ PRIMERO DE JUICIO

DRA. ELIADE M. ISTURIZ P.
LA SECRETARIA

ABG. KARLA SANTIN





ACT. 1U373-02