REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
EN SU NOMBRE
JUZGADO PRIMERO DE MUNICIPIO DEL MUNICIPIO GUAICAIPURO
DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO MIRANDA


EXPEDIENTE Nº 067901

PARTE ACTORA: ALFREDO REY REY, venezolano, mayor de edad, de este domicilio, titular de la cédula de identidad N° 4.057.168, abogado en ejercicio, inscrito en el Inpreabogado bajo el N° 27606.

PARTE DEMANDADA: YENNY LÓPEZ, venezolana, mayor de edad, de este domicilio y titular de la cédula de identidad N° 11.819.357.

DEFENSORA JUDICIAL DE LA PARTE DEMANDADA: MARIELA JOSEFINA OLAVARRIETA PÉREZ, venezolana, mayor de edad, de este domicilio, titular de la cédula de identidad N° 10.805.312 e inscrita en el Inpreabogado bajo el N° 111.267.

MOTIVO: ARRENDAMIENTO.

SENTENCIA: Definitiva
I

En fecha 10 de febrero de 2006, el abogado ALFREDO REY REY, actuando en su propio nombre y representación, presentó demanda contra la ciudadana YENNY LÓPEZ, ambos anteriormente identificados, alegando que: 1) Suscribió Contrato de Arrendamiento con la ciudadana YENNY LÓPEZ, a la cual le dio en alquiler un inmueble ubicado en la Antigua Calle Vieja del Liceo, constituido por un (1) apartamento, en la parte alta de una casa denominada “MILAGRO” Los Teques, Estado Miranda. 2) El canon de arrendamiento se estableció por la suma de CIEN MIL BOLÍVARES (Bs. 100.000,00) mensuales, tal como lo prevé la Cláusula Segunda del Contrato y el tiempo de duración, se determinó por dos (2) años, contados a partir del 01 de Enero de 2003, prorrogable por un tiempo igual, siempre y cuando, la inquilina se encontrara solvente en el pago de los alquileres, tal y como se estableció en la Cláusula Tercera. 3) Es el caso, que la inquilina YENNY LÓPEZ, ha dejado de pagar los alquileres correspondiente a quince (15) meses, contados a partir del mes de noviembre de 2004 hasta el mes de enero de 2006, a razón de CIEN MIL BOLÍVARES (Bs. 100.000,00) mensuales, es decir, la cantidad de UN MILLÓN QUINIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs. 1.500.000,00) que le adeuda, pese a las gestiones amistosas de cobro, sin haber logrado por la vía extrajudicial el pago correspondiente a las pensiones por alquiler. 4) Por todo lo antes expuesto, procede a demandar a la ciudadana YENNY LÓPEZ, anteriormente identificada, para que convenga o en su defecto, sea condenada por el Tribunal en lo siguiente: Primero: El desalojo del inmueble, ubicado en la antigua Calle Vieja del Liceo, constituido por un (1) apartamento, en la parte alta, de la casa denominada “MILAGRO”, en la ciudad de Los Teques, Municipio Guaicaipuro del Estado Miranda. Segundo: A pagar la suma de UN MILLÓN QUINIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs. 1.500.000,00), más los intereses a la rata de Uno por ciento (1%) mensual, o sea del doce por ciento (12%) anual (Art. 27 Ley de Alquileres), por la cantidad de CIENTO SETENTA Y CUATRO MIL BOLÍVARES (Bs. 174.000,00) correspondiente a los quince (15) meses adeudados; así como las costas, costos y gastos generados en el presente juicio, calculados prudencialmente por el Tribunal.
En fecha 16 de febrero de 2006, comparece el ciudadano ALFREDO REY REY y consigna recaudos relacionados con la presente demanda.
Admitida dicha demanda en fecha 16 de febrero de 2006, se ordenó el emplazamiento de la parte demandada, para que compareciera por ante este Tribunal el segundo día de despacho siguiente a su citación a fin de que diera contestación a la demanda.
En fecha 21 de febrero de 2006, comparece el ciudadano ALFREDO REY REY, y consigna copias fotostáticas del libelo de la demanda, a fin de que se libre la compulsa respectiva.
En fecha 22 de febrero de 2006, se libró la correspondiente compulsa.
Agotados los trámites para lograr la citación personal, el Alguacil de este Juzgado manifestó en fecha 08 de marzo de 2006, que ello no fue posible.
En fecha 09 de marzo de 2006, comparece el ciudadano ALFREDO REY REY, y solicita la citación de la parte demandada, mediante carteles.
Cumplidas las formalidades para la citación por carteles conforme a lo establecido en el artículo 223 del Código de Procedimiento Civil, en fecha 05 de junio de 2006, comparece la parte actora, y solicita se designe Defensor Ad-Litem, a la parte demandada, el cual fue designado en fecha 07 de junio de 2006.
En fecha 28 de junio de 2006, comparece el Alguacil de este Juzgado, y consigna Boleta de Notificación librada a la abogada MARIELA JOSEFINA OLAVARRIETA PÉREZ, en su carácter de defensora judicial designada, la cual fue firmada por la referida abogada.
En fecha 30 de junio de 2006, comparece la abogada MARIELA JOSEFINA OLAVARRIETA PÉREZ, quien aceptó el cargo de defensora judicial recaída en su persona y prestó el juramento de Ley.
Previa solicitud de la parte actora, en fecha 25 de julio de 2006, se libró boleta de citación a la defensora judicial designada a la parte demandada.
En fecha 14 de agosto de 2006, comparece el Alguacil de este Juzgado y consigna Boleta de Citación, debidamente firmada por la abogada MARIELA JOSEFINA OLAVARRIETA PÉREZ, en su carácter de defensora judicial de la ciudadana YENNY LÓPEZ.
En fecha 19 de septiembre de 2006, la abogada MARIELA JOSEFINA OLAVARRIETA PÉREZ, en su carácter de Defensor Judicial de la parte demandada, consigna escrito de contestación a la demanda, en el cual niega, rechaza y contradice, en todas y cada una de sus parte, tanto en los hechos como en el derecho, la demanda incoada en contra de su representada. De igual forma, niega, rechaza y contradice que la ciudadana YENNY LÓPEZ, adeude al ciudadano ALFREDO REY REY, la cantidad de UN MILLÓN QUINIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs. 1.500.000,00), por concepto de quince meses de canon de arrendamiento. Por otra parte, rechazó rotundamente el petitorio del libelo, señalando que se debe demostrar el incumplimiento del contrato y que demostrará que la demandada ha hecho consignaciones de los cánones de arrendamiento, en forma legítima, ante el Juzgado de Municipio de esta jurisdicción y por tanto se encuentra en estado de solvencia.
En fecha 21 de septiembre de 2006, se recibió escrito de promoción de pruebas presentado por la parte actora, siendo providenciado por este Tribunal por auto dictado en fecha 05 de octubre de 2006.
Siendo la oportunidad para dictar sentencia en el presente juicio, seguidamente se procede al análisis de las pruebas aportadas por la parte demandante, por ser la única que promovió pruebas en el presente proceso:
II
PRUEBAS DE LA PARTE ACTORA:
Documentales: El Accionante acompañó a su demanda los siguientes instrumentos: A) Contrato de Arrendamiento (Documento Privado Simple) celebrado en fecha 01 de Enero de 2003, entre los ciudadanos ALFREDO REY REY, sobre el inmueble ubicado en la antigua Calle Vieja del Liceo, constituido por un (1) apartamento, en la parte alta, de la casa denominada “MILAGRO”, en la ciudad de Los Teques, Municipio Guaicaipuro del Estado Miranda. Dicha documental no fue desconocida ni negada por la parte accionada en la oportunidad de dar contestación a la demanda. En consecuencia, debe tenerse por reconocida dicha documental, por tanto este Tribunal la aprecia de conformidad con lo establecido en el artículo 444 del Código de Procedimiento Civil en concordancia con el artículo 1.363 del Código Civil, según el cual: “El instrumento privado reconocido o tenido legalmente por reconocido, tiene entre las partes y respecto de terceros, la misma fuerza probatoria que el instrumento público en lo que se refiere al hecho material de las declaraciones; hace fe, hasta prueba en contrario, de la verdad de esas declaraciones”. B) Quince (15) recibos originales sin firma de su emisor ni del supuesto obligado, cursantes a los folios seis (06) al veinte (20) del presente expediente. Este Tribunal no aprecia los recibos antes mencionados, toda vez que carecen de firma, requisito éste de necesario cumplimiento, conforme a lo establecido en el artículo 1.368 del Código Civil, para que pueda atribuírsele eficacia.
Durante el lapso de promoción y evacuación de pruebas, la parte accionante promovió las siguientes:
MÉRITO FAVORABLE DE LOS AUTOS: Este Tribunal encuentra que tal reproducción no constituye un medio de prueba sino una solicitud de aplicación del principio de la comunidad de la prueba o de adquisición, que rige en todo el sistema probatorio venezolano que el juez está en el deber de aplicar de oficio siempre, sin necesidad de alegación de parte.
DOCUMENTALES: Siete (7) recibos, presuntamente insolutos, por concepto cánones de arrendamiento correspondientes, supuestamente, a los meses de febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, y agosto de 2006, cursantes a los folios 56 al 62. En relación a estas documentales se ratifica el contenido del auto de fecha 05 de octubre de 2006. En tal virtud, se desechan las documentales promovidas por no guardar relación con los hechos controvertidos.
Analizadas como han sido las pruebas de la parte actora, este Tribunal para decidir observa que conforme a la regla de distribución de la carga de la prueba, contemplada en los Artículos 506 del Código de Procedimiento Civil y 1354 del Código Civil, las partes tienen la carga de probar sus respectivas afirmaciones de hecho, en consecuencia, quien pretende algo ha de probar los hechos constitutivos de su pretensión y quien la contradice ha de probar los hechos modificativos, impeditivos o extintivos de aquella pretensión. Este Tribunal observa que, la parte accionante alegó en su demanda que celebró contrato de arrendamiento con la ciudadana YENNY LÓPEZ, antes identificada, por un inmueble ubicado en la antigua Calle Vieja del Liceo, constituido por un (1) apartamento, en la parte alta, de la casa denominada “MILAGRO”, en la ciudad de Los Teques, Municipio Guaicaipuro del Estado Miranda, el 01 de enero de 2003, el cual fue acompañado por la parte actora a su demanda, siendo el mismo apreciado en este mismo fallo, por no haber sido objeto de desconocimiento ni impugnación alguna por parte de la accionada, de donde este Tribunal encuentra que quedo establecida la relación contractual arrendaticia entre la parte actora y la accionada. Del contenido del contrato referido se desprende que en la Cláusula Segunda y Tercera que se transcriben parcialmente a continuación se estableció lo siguiente: “SEGUNDA: El canon de arrendamiento mensual es por la cantidad de CIEN MIL BOLÍVARES (Bs. 100.000,00), que LA ARRENDATARIA se obliga a pagar puntualmente dentro de los CINCO (05) primeros días siguientes a cada vencimiento. TERCERA: El tiempo de duración de este contrato de de DOS (02) AÑOS contados a partir de la fecha PRIMERO DE ENERO DE 2003 prorrogable por un tiempo igual siempre que EL ARRENDATARIO se encuentra solvente en el pago de los alquileres…”. Por otra parte, el accionante afirma en su libelo que la arrendataria no ha cancelado el monto correspondiente a Quince (15) meses, contados a partir del mes de noviembre de 2004 hasta el mes de enero de 2006, a razón de CIEN MIL BOLÍVARES (Bs. 100.000,00) mensuales, pese a las gestiones amistosas de cobro. En relación a tales afirmaciones de hecho, la Defensora Ad-litem de la demandada negó, rechazó y contradijo, en todas y cada una de sus partes, tanto en los hechos como en el derecho, la demanda incoada en contra de su representada. De igual forma, negó, rechazó y contradijo que la ciudadana YENNY LÓPEZ, adeude al ciudadano ALFREDO REY REY, la cantidad de UN MILLÓN QUINIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs. 1.500.000,00), por concepto de quince meses de canon de arrendamiento. Por otra parte, rechazó rotundamente el petitorio del libelo, señalando que se debe demostrar el incumplimiento del contrato y que demostrará que la demandada ha hecho consignaciones de los cánones de arrendamiento, en forma legítima, ante el Juzgado de Municipio de esta jurisdicción y por tanto se encuentra en estado de solvencia, de dicho alegato se desprende que a aún cuando rechaza y contradice tanto los hechos como el derecho invocado en contra de su defendido, no es menos cierto que la relación contractual arrendaticia quedo plenamente demostrada con el contrato de arrendamiento aportado por el actor y de donde se desprende la obligación de la accionada de cancelar los cánones arrendamiento reclamados por el actor, tan es así que manifiesta que promoverá las pruebas del cumplimiento de dicha obligación. En tal virtud esta juzgadora concluye de la declaración de la defensora judicial, que su rechazo de los hechos se refiere a la afirmación del demandante respecto de la falta de pago de las obligaciones, no así, en relación a la existencia de la relación arrendaticia ni en cuanto a los términos en que se estableció la misma, toda vez que por efecto de los artículos 444 del Código de Procedimiento Civil y 1.363 del Código Civil, el contrato de arrendamiento es prueba fehaciente de la obligación que de pagar el canon de arrendamiento tenía la accionada, y en este sentido expresamente afirma que demostraría el cumplimiento de tal obligación, cuestión que no hizo, pues durante el lapso probatorio no promovió prueba alguna para demostrar el cumplimiento de la obligación contraída, de cancelar dichos cánones de arrendamiento y por ende desvirtuar los alegatos esgrimidos por la parte actora en su libelo de la demanda. Por lo anteriormente expuesto, este Tribunal considera que la presente acción debe prosperar con fundamento en la disposición contenida en el literal “a” del Artículo 34 de la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios, según el cual: “Solo podrá demandarse el desalojo de un inmueble arrendado bajo contrato de arrendamiento verbal o por escrito a tiempo indeterminado, cuando la acción se fundamente en cualesquiera de las siguientes causales: a) Que el arrendatario haya dejado de pagar el canon de arrendamiento correspondiente a dos (2) mensualidades consecutivas...” (Negrillas del Tribunal), en concordancia con la disposición contenida en el Artículo 1167 del Código Civil, que señala: “En el contrato bilateral, como lo es el contrato de arrendamiento, si una de las partes no cumple, la otra puede a su elección reclamar judicialmente la ejecución del contrato o la resolución del mismo…” (Negrilla del Tribunal) y los Artículos 1.159 y 1.160 ibídem, según los cuales: “los contratos tienen fuerza de Ley entre las partes y no pueden revocarse sino por mutuo consentimiento” y “los contratos deben ejecutarse de buena fe y obligan no solamente a cumplir lo establecido en ellos, sino a todas las consecuencias que se derivan de los mismos contratos, según el uso, la equidad y la Ley”. Y así se declara.
En cuanto a lo solicitado por el accionante, en relación al pago por concepto de los intereses moratorios, este Tribunal niega dicho pedimento, toda vez que en el caso que nos ocupa el accionante reclama el Desalojo por falta de pago y no el Cumplimiento del Contrato de Arrendamiento mismo, en consecuencia, resulta improcedente acordar un cumplimiento por equivalente, como lo constituye el pago de intereses moratorios, si la pretensión principal del actor consiste en el Desalojo, y así se decide.
III

Por los razonamientos antes expuestos, este Juzgado Primero de Municipio del Municipio Guaicaipuro de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en Los Teques, Administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley declara, de conformidad con los artículos 12, 242, 243 y 506 del Código de Procedimiento Civil y el literal “a” del artículo 34 de la Ley de Arrendamientos Inmobiliarios PARCIALMENTE CON LUGAR la demanda que sigue el ciudadano ALFREDO REY REY, contra la ciudadana YENNY LÓPEZ, ambos ampliamente identificados en autos y consecuentemente, se condena a la demandada a: 1) Entregar de manera inmediata a la parte accionante, el inmueble ubicado en la antigua Calle Vieja del Liceo, constituido por un (1) apartamento, en la parte alta, de la casa denominada “MILAGRO”, en la ciudad de Los Teques, Municipio Guaicaipuro del Estado Miranda, completamente desocupado libre de bienes y personas . 2) Cancelar la cantidad de UN MILLÓN QUINIENTOS MIL BOLÍVARES (Bs. 1.500.000,00) por concepto de cánones de arrendamiento insolutos de los meses de noviembre de 2004 hasta enero de 2006.
De conformidad con lo establecido en el artículo 275 del Código de Procedimiento Civil, cada parte asume el pago de las costas de la contraria.
Para dar cumplimiento a lo ordenado en el artículo 248 eiusdem, déjese copia certificada de la anterior sentencia.

REGÍSTRESE Y PUBLÍQUESE

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho del Juzgado Primero de Municipio del Municipio Guaicaipuro de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en Los Teques, a los dieciséis (16) días del mes de octubre de dos mil seis (2006), a los 196° años de la Independencia y 147° años de la Federación.
LA JUEZ SUPLENTE ESPECIAL,


TERESA HERRERA ALMEIDA



EL SECRETARIO TEMPORAL,


CARLOS HERRERA
En la misma fecha, se publicó y registró la anterior sentencia, siendo las dos de la tarde (2:00 p.m.).


EL SECRETARIO TEMPORAL,

THA/CH/mbm
Exp. N° 067901