JUEZ PROFESIONAL: ABG. JOEL ANTONIO ASTUDILLO SOSA.

SECRETARIA: ABG. KARLA SANTÍN

IDENTIFICACION DE LAS PARTES:

FISCAL: ABG. ORLANDO CARVAJAL, Fiscal Cuarto del Ministerio Público del Estado Miranda con sede en Guarenas.

VÍCTIMA: WILDIXON RODRÍGUEZ.

DEFENSA PRIVADA: Abg. MARÍA DE LOS ÁNGELES RIVAS MARTÍNEZ.


IDENTIFICACIÓN DE LOS ACUSADOS

RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO, de nacionalidad venezolana, nacido el 18-07-82, de 27 años de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº V-15.801.072, natural de Cumaná, de profesión u oficio Vendedor, hijo de Neyda Rosa Morillo (V) Y Efimio Jesús Suárez (F), residenciado en Cumaná, Sector Los Súper Bloques, Edificio 52B, piso 2, apto 02-02. **************************************************************************

ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, venezolano, nacido el16-10-82, de 27 años de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº V-15.318.807, natural de Cariaco, Edo. Sucre, de profesión u oficio Enlace Municipal, hijo de Enilda Reyes (V) Y Armando Caraucán (V), Residenciado en Miribuitare, Estado Sucre, Urbanización Las Palomas, calle Principal, casa sin número. *************************************************************************

HECHOS Y CIRCUNSTANCIAS
QUE FUERON OBJETO DEL JUICIO ORAL

A los fines de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 364 numeral 2 del Código Orgánico Procesal Penal, se procede a señalar de forma clara los hechos y circunstancias que fueron objeto del juicio oral : **************************************

En fecha 20 de enero de 2005, el Tribunal Cuarto de Primera Instancia en funciones de Control de este Circuito Judicial y Sede, realizó la AUDIENCIA PRELIMINAR, mediante la cual ADMITIÓ LA ACUSACIÓN, presentada por el Fiscal Cuarto del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en la ciudad de Guarenas y estimó acreditados los siguientes hechos: “…En fecha 07 de noviembre de 2004,siendo aproximadamente las 04:00 de la madrugada, cuando funcionarios policiales adscritos al Instituto Autónomo de Policía del estado Miranda, se encontraban en labores de patrullaje por el sector Los Naranjos de Guarenas en las adyacencias de la escuela técnica Rubén González; avistaron a tres ciudadanos que cuando notaron la presencia policial se dispersaron y uno de ellos arrojó un objeto a la parte interna del estadio, por lo que dieron la voz de alto y al solicitarle su identificación, manifestó que los otros dos sujetos, uno de ellos portando arma de fuego, bajo amenaza de muerte le preguntó qué llevaba consigo y como no tenía dinero le dijeron que siguiera caminando. Al realizar la búsqueda del objeto que fue lanzado, éste resultó ser un arma de fuego tipo revólver de color plateado, marca Smith & Wesson, calibre 38, serial del tambor 466, serial de cacha 4817466, con la cacha de material sintétivo de color negro, sin cartuchos en su recámara. Ordenando el enjuiciamiento de los acusados por la presunta comisión del delito de ROBO AGRAVADO FRUSTRADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO tipificados en los artículos 460 en concordancia con el artículo 80 y 277, respectivamente, del Código Penal. ******************************

Al momento de iniciarse el Juicio Oral, la Abg. ORLANDO CARVAJAL, Fiscal Cuarto del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en la ciudad de Guarenas, expuso nuevamente los hechos y circunstancias que le atribuyó a los acusados RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO Y ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, ratificando su escrito de acusación presentado ante el Tribunal de Control, y manifestando entre otras cosas lo siguiente: “…En mi condición de Fiscal, actuando de conformidad con lo establecido en los artículos 285 numeral 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 34 numeral 3 y 11 de la Ley Orgánica del Ministerio Público y 108 numeral 4° del Código Orgánico Procesal Penal, en representación del Estado y actuando de buena fe, presento acusación en contra de los ciudadanos CARAUCAN REYES ARMANDO RAFAEL Y SUAREZ MORILLO RICARDO ERNESTO, en virtud que funcionarios de la policía del Estado Miranda hacían labor de patrullaje y estos al ver la presencia policial salieron corriendo, los funcionarios le dieron la voz de alto estos lanzaron algo que resulto ser un arma de fuego, l la victima los señalo como Suárez Morillo Ricardo ROBO GENERICO EN GRADO DE FRUSTRACION Y PORTE ILICITO DE ARMA DE FUEGO, el arma de fuego no tenía cartucho por lo que la vida de la victima nunca estuvo en peligro, para CARAUCAN REYES ARMANDO RAFAEL, ROBO GENERICO EN GRADO DE COMPLICIDAD, doy por reproducidas las pruebas ofrecidas en el escrito acusatorio para demostrar la culpabilidad de los acusados, es todo…”. (Negrillas del Tribunal). **********************

La Abg. MARÍA DE LOS ÁNGELES RIVAS MARTÍNEZ, Defensora Privada de los acusados, en su derecho de palabra alegó: “…Siendo la oportunidad para dar inicio al juicio Oral , esta defensa en base a la Constitución Nacional los pactos y tratados firmados y ratificados por la República y el Código Orgánico Procesal Penal no se lograra desvirtuar la Presunción de Inocencia de mis defendidos, se hizo acusación fiscal en contra de mi detenidos sin tener base, fueron acusados por un delito tan grave como los son para Suárez Morillo Ricardo ROBO GENERICO EN GRADO DE FRUSTRACION Y PORTE ILICITO DE ARMA DE FUEGO y para CARAUCAN REYES ARMANDO RAFAEL, ROBO GENERICO EN GRADO DE COMPLICIDAD, esta defensa demostrará la inocencia de mis defendidos ya que las actas d entrevistas son contradictorias, la víctima manifestó que venía de una fiesta embriagado, hago mía las pruebas ofrecidas por la fiscalía y en base ello solicito a usted ciudadano magistrado una sentencia absolutoria, es todo…”. (Negrillas del Tribunal). *************************************************************************

El Fiscal del Ministerio Público, en sus CONCLUSIONES expuso: “…Cuando el Ministerio Público presentó acusación en contra de los hoy acusados consideró que existían elementos suficientes para una condena, en esta audiencia los funcionarios policiales aprehensores fueron contestes en señalar que avistaron a 3 ciudadanos uno de los cuales manifestó ser la víctima del presente proceso y les manifestó a los funcionarios policiales que éste había sido objeto de un robo, por lo que resultaron los hoy acusados detenidos, así mismo en el procedimiento fue incautada un arma de fuego en las adyacencias de un estadio, sin embargo durante el debate oral y público no se pudo demostrar la culpabilidad de los hoy acusados toda vez, que no compareció la víctima el ciudadano WILLDIXON MAIZO JIMENEZ, a los fines de que rindiera su declaración y corroborar lo dicho por los funcionarios policiales, dicho esto el Ministerio Público como parte de buena fe solicita Sentencia Absolutoria a favor de los hoy acusados por cuanto no pudo comprobar la responsabilidad penal de los mismos. Es todo…”. (Negrillas del Tribunal). ****************************************************

La defensa en su derecho CONCLUYE: “….Esta defensa se adhiere a la solicitud del Ministerio Público debido a que los elementos de convicción que presentó el Ministerio Público no determinaron responsabilidad penal de mis defendidos a. Es todo.”. (Negrillas del Tribunal). *********************************************************

El Fiscal del Ministerio Público no ejerció su derecho a RÉPLICA. ***************
La defensa no ejerció su derecho a RÉPLICA. ***********************************


DETERMINACIÓN PRECISA Y CIRCUNSTANCIADA DE LOS HECHOS QUE EL TRIBUNAL ESTIMA ACREDITADOS

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 364 numeral 3 del Código Orgánico Procesal Penal, y de los Principios del Debido Proceso, Oralidad, Inmediación, Concentración y Contradicción, establecidos en los artículos 1, 15, 16, 17 y 18, todos de la Norma Adjetiva Penal Vigente, se recibieron en el debate oral y público los siguientes medios de prueba: ******

1.- DECLARACIÓN del ciudadano DARWUIN ALEXANDER HERNÁNDEZ PEDRÍQUE, titular de la Cédula de Identidad N° V-8.276.072, de nacionalidad venezolana, 37 años de edad, funcionario público de la Policía del Instituto Autónomo de Policía del Estado Miranda, con 15 años de servicios, e impuesto del artículo 242 del código Penal y debidamente juramentado expuso: “…En el momento que se practico la detención de los ciudadanos, nosotros nos desplazábamos por la avenida intercomunal a nivel de los Naranjos, avistamos a 3 sujetos, uno de los ciudadanos nos manifiesta que lo habían robado, fueron aprehendidos y se trasladaron al comando. Es todo…”. A preguntas del Ministerio Público, respondió: “…Eso fue entre las 10 a 11 de la noche, éramos 6 funcionarios policiales, cuando ubicamos a los 3 ciudadanos y ellos se pusieron nerviosos y al muchacho que estaban robando se aleja y luego nos informa que con un arma de fuego 2 sujetos los estaban robando, el arma de fuego se incautó en las adyacencias del lugar era un arma plateada 357 marca Wilson, al instante que nosotros llegamos fue flagrante, eran 2 ciudadanos uno de ellos era flaco eso ocurrió hace como 4 ó 5 años …”. A preguntas de la defensa, contestó: “…Eso fue entre las 10 ó 11 de la noche, eso fue en la Zona llegando a los Naranjos en la avenida principal hay un estadio y el colegio La Técnica, había una mata y había oscuridad, yo venía en la parte de atrás de la unidad nosotros estábamos como 100 metros del lugar de los hechos, uno de ellos soltó algo al momento no pude ver que era pero al buscar en las adyacencias se encontró un arma de fuego, yo tuve que saltar la tela de alfajor para buscar y el arma fue encontrada en el estadio, los sujetos observaron la comisión policial se pusieron nerviosos y sueltan algo y al muchacho que lo estaban robando se apartó por eso determinamos que él era víctima, al realizarles la inspección corporal no se les incauto a ellos nada…” (Negrillas y cursivas del Tribunal). **********************************************************

2.- DECLARACIÓN del ciudadano JAIRO WILLIAM CERVANTES CERDA, de nacionalidad Venezolana, titular de la cedula de identidad V.-11.569.154, de 36 años de edad, Funcionario de la Policía de Miranda, Sub Inspector, 12 años de servicios, quien impuesto del artículo 242 del código Penal y debidamente juramentado expuso: “…En horas de la noche veníamos de la Naranjos un poco más abajo del Colegio Benito Canónico avistamos a 3 sujetos al momento de darle la voz de alto uno de ellos se despojo de un arma de fuego que posteriormente fue incautada en las adyacencias, le tomamos la declaración a un ciudadano que dijo que había sido objeto de un robo y a los otros 2 sujetos se trasladaron al Comando. Es todo…”. A preguntas del Ministerio Público, respondió: “…Éramos todos Agentes, SOSA HÉCTOR, WILLIAMS, MANGARRET TEMIS, mi persona, exactamente no recuerdo la hora pero sé que era casi la media noche, estaban 3 sujetos en un lugar solo y eso fue el motivo que por el cual le dimos la voz de alto ellos se despojan de un arma de fuego en una especie de montecito que había allí, era un moreno no recuerdo mucho por la hora era moreno fornido el que lanzó el arma de fuego, el que nos indica que lo estaban robando era una persona delgada de estatura baja y nos indico que los dos sujetos lo estaban despojando de sus pertenencias, cuando le realizamos la inspección corporal a los sujetos no le incautamos nada, el arma de fuego fue incautada en un estadio de béisbol, HERNÁNDEZ DARWUIN mi compañero fue el que logró incautar el arma de fuego, trasladamos el procedimiento al Despacho policial ubicado en Guatire, trasladamos a los imputados y a la víctima en una sola unidad, uno era blanco y el otro era una persona morena de mediana alta estatura, uno de pelo crespo, los 2 eran fornidos, las personas que resultaron detenidas en el procedimiento la víctima las señaló como las personas que lo despojaron de sus pertenencias…”. A preguntas de la defensa, contestó: “…Ese procedimiento fue en la avenida principal y poquito más delante de la salida del Barrio Zulia, yo me encontraba como a unos 5 metros del lugar, yo iba manejando la unidad y Hernández Darwuin iba en la parte de atrás de la unidad, yo vi cuando lanzaron el arma de fuego, era un revolver creo que era una 357, les dimos la voz de alto por la hora que era y eran 3 personas solas y el lugar es solo eso nos motivo a darles la voz de alto…” (Cursivas del Tribunal). *****************************************************************************

3.- DECLARACIÓN del ciudadano HÉCTOR SOSA, de nacionalidad Venezolana, titular de la cedula de identidad V.- 8.759.129, de 46 años de edad, Funcionario de la Policía de Miranda, con 18 años de servicios, quien impuesto del artículo 242 del código Penal y debidamente juramentado expuso: “…En este caso en particular, eso hace 2 años nuestra comisión hizo el procedimiento en la Zona de los Naranjos, eran las 10 ó 11:00 de la noche, veníamos bajando por la Principal de los Naranjos cerca de la entrada de los Olivos del Barrio Zulia vimos a 3 sujetos sospechosos cuando le dimos la voz de alto vimos que uno lanzo un arma de fuego y cuando nos acercamos uno de ellos se separó de los otros 2, esa persona que se separó de los demás nos informó que había sido objeto de un robo, uno de mis compañeros fue el que incautó el arma de fuego en las adyacencias del lugar. Es todo…”. A preguntas del Ministerio Público, respondió: “…Éramos varios funcionarios CARPIO, JOHAN, WILMER REGALADO, RODRÍGUEZ, CERVANTES y mi persona, no llegaba a la media noche cuando hicimos el procedimiento, observamos a un ciudadano de los 3 que estaban allí arrojando algo, no logre precisar cuál de los tres lo lanzó pero vimos el movimiento de la mano, ellos como es una recta supongo que nos vieron porque era un camión y avistamos el movimiento de la mano y uno de ellos arrojo algo, cuando le damos la voz de alto uno de ellos se separa de los otros 2 y nos aborda, procedimos a realizarles la inspección, la persona nos indica que los ciudadanos lo estaban robando estaban en plena flagrancia, a ellos no le logramos incautar ningún objeto de interés criminalísticas, HERNANDEZ PEDRIQUE DARWIN es el que localiza el arma de fuego, en honor a la verdad y el tiempo transcurrido no recuerdo las características de las personas, posterior a que realizamos el procedimiento nos trasladamos en la Unidad policial víctima y detenidos al comando policial…”. A preguntas de la defensa, contestó: “…El simple hecho de salir como funcionarios policiales salimos a la calle para estar vigilantes en ese sector avistamos 3 hombres y veo claramente que arrojaron algo, antes de llegar al lugar como a 100 metros cuando avistan ellos la comisión policial se ve una mano que arroja algo, no puedo determinar qué persona arrojó ese objeto, no era la media noche aún, yo estaba como a 100 metros cuando avistamos a los ciudadanos…” (Cursivas del Tribunal). *****************************************************

Conforme con lo dispuesto en los artículos 339 y 358 del Código Orgánico Procesal Penal, fue incorporada al debate por medio de su lectura, la siguiente prueba: ****************

1.- EXPERTICIA DE RECONOCIMIENTO DE MECANICA y DISEÑO, practicada por el Experto PATEIRO MANUEL, adscrito al Departamento de Balística del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, a un arma de fuego tipo revólver, calibre 38mm, incautado durante el procedimiento policial. ***********************


Ahora bien, analizados todos y cada uno de las pruebas producidas durante el debate oral y público sobre la base del Principio de Inmediación en el juicio oral, este Tribunal Unipersonal apreció el acervo probatorio presentado por el Representante del Ministerio Público, según la sana crítica de quien decide, observando para ello las reglas de la lógica, los conocimientos científicos y las máximas de experiencia, es decir, fueron valoradas y decantadas, de conformidad con lo establecido en el artículo 22 del Código Orgánico Procesal Penal, y en tal sentido estima que el Ministerio Público no logró demostrar hecho punible alguno; si bien es cierto que los funcionarios policiales DARWUIN ALEXANDER HERNÁNDEZ PEDRÍQUE, JAIRO WILLIAM CERVANTES CERDA y HÉCTOR SOSA en sus respectivas declaraciones manifestaron haber realizado un procedimiento, mediante el cual fueron aprehendidos dos ciudadanos y fue incautada un arma de fuego, tal como se dejara sentado en la experticia correspondiente, dando así por demostrada la existencia de dicha arma de fuego; no es menos cierto que el dicho de los prenombrados funcionarios policiales no fue corroborado por persona alguna durante el debate oral y público; por lo que no podría determinarse si efectivamente a alguien podría atribuírsele la propiedad o posesión de dicha arma de fuego y si a alguien se había intentado despojar de algún objeto mueble, es decir, no pudo establecerse que la referida arma de fuego pertenecía a alguien o si alguien la poseyera al momento o ante s de su incautación por los funcionarios policiales; razón por la cual considera este Juzgador, que si bien quedó establecido el hecho narrado por los funcionarios policiales, no es menos cierto que el referido hecho no constituye delito alguno, esto es, no puede catalogarse como algún tipo penal; por lo que no habiéndose demostrado delito alguno, menos aún podría establecerse responsabilidad penal alguna; toda vez que no puede hablarse de responsabilidad penal cuando no ha ocurrido delito alguno. *******************************

Ahora bien, con las declaraciones antes señaladas; es decir, de los dichos de los funcionarios policiales y la experticia de reconocimiento de mecánica y diseño al arma de fuego incautada durante el procedimiento policial, considera quien aquí decide, que no son suficientes para determinar y dar por demostrado delito alguno. ***************************

Con las pruebas antes apreciadas y valoradas estima este juzgador que no quedó plenamente demostrada la existencia del hecho constitutivo de los delitos atribuidos por el Ministerio Público a los acusados. Hecho este calificado por el Ministerio Público, como ROBO AGRAVADO FRUSTRADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO tipificados en los artículos 460 en concordancia con el artículo 80 y 277, respectivamente, del Código Penal. Y Por consiguiente no podrá establecerse responsabilidad penal alguna sobre el mismo. ******************************************************************************


FUNDAMENTOS DE HECHO
Y DE DERECHO


Con fundamento al contenido del numeral 4 del artículo 364 del Código Orgánico Procesal Penal, y sobre la base de los elementos fácticos que fueron valorados y apreciados conforme a la sana crítica, este Tribunal Unipersonal, considera que aun cuando fueron valoradas las testimoniales rendidas por los ciudadanos DARWUIN ALEXANDER HERNÁNDEZ PEDRÍQUE, JAIRO WILLIAM CERVANTES CERDA y HÉCTOR SOSA; y de la experticia practicada al arma de fuego; sin embargo observa este Tribunal Unipersonal, que dichas pruebas no son suficientes para demostrar en forma alguna la existencia de los delitos de ROBO AGRAVADO FRUSTRADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO y mucho menos culpabilidad y consecuente responsabilidad penal de los acusados RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO y ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, en los hechos que la Representante del Ministerio Público le atribuyó, toda vez que las mismas ni siquiera son suficientes para demostrar la existencia de los hechos punibles, y no existiendo delito alguno, mal podría hablarse de responsabilidad penal alguna. **

Es menester señalar que al encontrarnos frente a esta escasez de elementos probatorios; los cuales no crean en este juzgador convicción alguna, al momento de establecer la existencia de los hechos punibles y menos aún de la participación o autoría de los acusados RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO y ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, en los hechos que el Representante del Ministerio Público le atribuyó en su escrito de Formal de Acusación y al inicio del debate, por lo que no fue desvirtuado en modo alguno el Principio y garantía de PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. *******************************

Con fundamento en los hechos anteriormente analizados y que el Tribunal Unipersonal estima acreditados, considera que la conducta desplegada por los acusados RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO y ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, no puede subsumirse dentro de delito alguno y menos aún los tipos penales contenidos en los artículos 460 en concordancia con el artículo 80, y 277, respectivamente, del Código Penal, que tipifican los delitos de ROBO AGRAVADO FRUSTRADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, razón por la cual no se acoge la calificación jurídica atribuida a los hechos, por la Abg. ORLANDO CARVAJAL, Fiscal Cuarto del Ministerio Público, de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en Guarenas, y los hechos que le atribuyó en su acusación, durante el desarrollo del debate oral y que en sus conclusiones expresó que los mismos debían ser absueltos. ********************************************

Así las cosas, este Tribunal Unipersonal Primero de Juicio, acoge plenamente los alegatos expuestos en su derecho de palabra por el Abg. MARÍA DE LOS ÁNGELES RIVAS MARTÍNEZ, actuando en su carácter de Defensora Privada de los acusados RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO y ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, al declararse abierto el debate oral y público y en sus conclusiones, en virtud que el Fiscal Cuarto del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, con sede en la ciudad de Guarenas, debido a la escasa actividad probatoria no demostró la existencia de delito alguno y menos aún la culpabilidad de sus defendidos, en el hecho objeto del proceso. **************************************************************************
En consecuencia este Tribunal Unipersonal Primero de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Miranda, extensión Barlovento, considera que lo procedente y ajustado a derecho es dictar SENTENCIA ABSOLUTORIA, a favor de los acusados RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO y ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, en relación a la acusación presentada por el Fiscal Cuarto del Ministerio Público, Abg. ORLANDO CARVAJAL, por la presunta comisión de los delitos de ROBO AGRAVADO FRUSTRADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO tipificados en los artículos 460 en concordancia con el artículo 80 y 277, respectivamente, del Código Penal, en perjuicio del ciudadano WILDIXON RODRÍGUEZ, de conformidad con lo establecido en el artículo 366 del Código Orgánico Procesal Penal. A tal efecto se decreta la LIBERTAD PLENA del referido ciudadano y el cese de toda medida de coerción personal que pese en su contra. Y ASI SE DECLARA.- ********************************************************************
DISPOSITIVA

Por todos los razonamientos anteriormente expuestos este Tribunal Unipersonal Primero de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Miranda, extensión Barlovento con sede en la ciudad de Guarenas, administrando Justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela por Autoridad de la Ley, hace los siguientes pronunciamientos: ****************

PRIMERO: ABSUELVE: a los ciudadanos RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO, de nacionalidad venezolana, nacido el 18-07-82, de 27 años de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº V-15.801.072, natural de Cumaná, de profesión u oficio Vendedor, hijo de Neyda Rosa Morillo (V) Y Efimio Jesús Suárez (F), residenciado en Cumaná, Sector Los Súper Bloques, Edificio 52B, piso 2, apto 02-02; y ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, venezolano, nacido el16-10-82, de 27 años de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº V-15.318.807, natural de Cariaco, Edo. Sucre, de profesión u oficio Enlace Municipal, hijo de Enilda Reyes (V) Y Armando Caraucán (V) , Residenciado en Miribuitare, Estado Sucre, Urbanización Las Palomas, calle Principal, casa sin número, en relación a la acusación presentada por el Fiscal Cuarto del Ministerio Público, Abg. ORLANDO CARVAJAL, por la presunta comisión de los delitos de ROBO AGRAVADO FRUSTRADO y PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO tipificados en los artículos 460 en concordancia con el artículo 80 y 277, respectivamente, del Código Penal, en perjuicio del ciudadano WILDIXON RODRÍGUEZ, de conformidad con lo establecido en el artículo 366 del Código Orgánico Procesal Penal; de conformidad con lo establecido en el artículo 366 del Código Orgánico Procesal Penal. ***************************************************

SEGUNDO: Se decreta la LIBERTAD PLENA de los ciudadanos RICARDO ERNESTO SUÁREZ MORILLO Y ARMANDO RAFAEL CARAUCÁN REYES, anteriormente identificados, y el cese de toda medida de coerción personal que fuere decretada en su contra. ************************************************************************

Se aplicaron los artículos 460 y 277 del Código Penal vigente para la época; y 364, 365 y 366 del Código Orgánico Procesal Penal. ***********************************************

Publíquese, regístrese y déjese Copia de la presente decisión, notifíquese a las partes. **
Dada, sellada, firmada y refrendada en la Sala de Audiencias Nro. 01, del Tribunal Unipersonal Primero de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Miranda, extensión Barlovento con sede en Guarenas, a los treintaiún (31) días del mes de mayo del año dos mil diez (2010). Años 200 de la Independencia y 151 de la Federación. ************************
EL JUEZ PRIMERO DE JUICIO

Abg. JOEL ANTONIO ASTUDILLO SOSA

LA SECRETARIA

Abg. KARLA SANTÍN

En la misma fecha, conforme a lo ordenado, siendo las diez (10:00) horas de la mañana, se publicó y registró la anterior Sentencia. *************************************************

LA SECRETARIA

Abg. KARLA SANTÍN
















EXP. Nro. 1U-0054-05
JAAS/jaas.