REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA,
PODER JUDICIAL









EN SU NOMBRE:

JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL Y DE TRANSITO DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO BOLIVARIANO DE MIRANDA. LOS TEQUES

200º y 152º

Los Teques, veintiocho (28) de febrero de dos mil once (2011)

PARTE ACTORA: NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ, venezolana, mayor de edad, titular de la cédula de identidad número V.- 5.008.620.
APODERADOS JUDICIALES
DE LA PARTE ACTORA: CHARLES GIOVANNY RAMIREZ SANDOVAL y EMILIO MONCADA ATENCIO, abogados en ejercicio e inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los números 105.816 y 22.900, respectivamente.
PARTE DEMANDADA: HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICENCONTE, venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad número V.- 5.894.531.
APODERADAS JUDICIALES
DE LA PARTE DEMANDADA: LIVIA MARLENY OMAÑA RAMIREZ y ZAIDA MARIN HERRERA, abogadas en ejercicio e inscritas en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los números 65.304 y 82.599, respectivamente.
MOTIVO: ACCION MERO-DECLARATIVA (DECLARACION DE CONCUBINATO)
SENTENCIA: DEFINITIVA
EXPEDIENTE N° 16.580
CAPITULO I
ANTECEDENTES DEL CASO
Se inició el presente procedimiento en fecha trece (13) de noviembre de dos mil seis (2006), mediante el sistema de distribución de causas contentivo del juicio que por ACCION MERO-DECLARATIVA de CONCUBINATO interpusieran los abogados en ejercicio CHARLES GIOVANNY RAMIREZ SANDOVAL y EMILIO MONCADA ATENCIO, en su carácter de Apoderados Judiciales de la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ contra el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE.-
Admitida la demanda en fecha Primero (1º) de marzo de dos mil siete (2007), ordenándose el emplazamiento del demandada para que diera contestación a la demanda; librándose la respectiva compulsa de citación en fecha 31 de mayo de 2007.
Cumplidos los trámites respectivos y habilitados como fue por este Juzgado el día sábado 21 de julio de 2007, en dicha fecha el Alguacil de esta Tribunal citó a la parte demandada, tal como se evidencia de diligencia cursante en el expediente.
En fecha 24 de septiembre de 2007, el ciudadano HORACIO ANTONIO RAMIREZ VICECONTE, en su carácter de parte demandada, asistido de abogado, consignó poder especial otorgado a las abogadas LIVIA MARLENY OMAÑA RAMIREZ y ZAIDA MARIN HERRERA, a fin de que ejercieran su representación en juicio.
En fecha 24 de septiembre de 2007, las abogadas LIVIA MARLENY OMAÑA RAMIREZ y ZAIDA MARIN HERRERA, en su carácter de Apoderadas Judiciales de la parte demandada, consignaron escrito de contestación a la demanda.-
Abierto a pruebas el juicio por imperio de Ley, ambas partes hicieron uso de tal derecho y consignaron al efectos escritos que las contiene, las cuales fueron agregadas por auto de fecha 24 de octubre de 2007 y admitidas por auto de fecha 02 de noviembre de 2007.-
En fecha 30 de abril de 2008, este Tribunal de conformidad con lo previsto en el artículo 511 del Código de Procedimiento Civil, fijó el Decimoquinto (15º) día de despacho siguiente a la constancia en autos de haberse practicado la notificación de las partes, para que las mismas presentaran sus informes; llegada tal oportunidad ambas partes consignaron sus respectivos escritos.
En fecha 18 de julio de 2008, se fijó el lapso de sesenta (60) días calendarios para dictar sentencia.
CAPITULO II
RELACION DE LOS HECHOS
ALEGATOS DE LAS PARTES EN EL PROCESO
Alegatos de la parte actora:
Alega la parte accionante en su escrito libelar lo siguiente: “ que desde el mes de enero del año mil novecientos ochenta y seis (1986), hasta el mes de junio del año dos mil tres (2003), es decir durante mas de diecisiete (17) años, nuestra mandante vivió permanentemente con el ciudadano | , quien es mayor d edad, venezolano, soltero, de este mismo domicilio y titular de la cedula de identidad Número: V-5.894.531, estableciendo la pareja su primer domicilio en la siguiente dirección: Calle Central, Casa N° 56, Catia-Casalta, Parroquia Sucre, Caracas. Posteriormente los mencionados ciudadanos fijaron su ultimo domicilio en la siguiente dirección: Edificio Arauca, Piso 9, Apartamento N° 9-c, Parque Residencial San Antonio de los Altos, jurisdicción del Municipio Los Salias del Estado Miranda. Que durante los primeros años de la unión de hechos, los mencionados ciudadanos mantuvieron una relación estable, seria y feliz, al extremo ciudadano Juez, que en conjunto adquirieron bienes de fortuna muebles e inmuebles que mas adelantes se especificaran. Que con fecha junio del año dos mil tres (2003), nuestra patrocinada en virtud de los actos de violencia y maltratos de la cual era objeto de parte del ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE, y en virtud de un conjunto de circunstancias difíciles y complejas decide separarse del hogar concubinario en resguardo de su integridad física, y establece en consecuencia un nuevo domicilio. Que de la unión de hecho in-comento, procrearon una hija de nombre FRANCIS HORAIMA MARTINEZ CAPOTE, de diecisiete (17) años de edad, venezolana, estudiante y titular de la cedula de identidad Número: V-19.548.966 tal como se evidencia del acta de nacimiento que en un (01) folio útil acompañaremos con la presente demanda marcada con la letra “B”. que durante los mas de diecisiete (17) años que nuestra patrocinada convivió con su pareja, no solo se dedicó a las actividades del hogar, sino que en actividades comerciales aportaba al patrimonio de la comunidad concubinaria sumas de dinero sustantivas, que incrementan el patrimonio de la pareja(…). Que en el caso-judice, nuestra mandante no solo convivía con su concubino bajo el mismo techo, sino que como toda una esposa de hecho atendía sus obligaciones de hogar, era y es reconocida en la comunidad donde vivió con su pareja como la señora del ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE, quien así reconocía antes las empresa de seguros, y funcionarios públicos en diversas oportunidades, por que se encuentra llenos todos los extremos de ley, para que proceda en derecho la presente demanda declarativa de concubinato, tal como lo asienta la sentencia antes citada. Que ahora bien ciudadana Juez, por cuanto con la presente acción mero declarativa de reconocimiento de unión concubinaria se pretende hacer efectiva la tutela judicial de los derechos patrimoniales de nuestra patrocinada, resulta improcedente por exceso de jurisdicción la acumulación de la presente acción con la partición de bienes de la comunidad concubinaria, y así lo decidió la Sala de Casación civil en fecha 13 de marzo de 2006, N°RC-00176, caso Ingrid Reyes Centeno contra Roberto Jesús Blanco Colorado, expediente N°03-701, cuando dejó establecido lo siguiente(…). Todo lo cual significa que para lograr el objetivo final por parte de nuestra mandante de obtener el cincuenta por ciento (50%)) de patrimonio adquirido dentro de la comunidad de bienes concubinarios, resulta necesario como presupuesto de admisibilidad de la demanda de partición la declaración judicial de unión concubinaria, por que las medidas cautelares solicitadas mas adelantes resulta un acto de justicia a decretar por esta honorable Juzgadora. Que por todas esta razones, motivos y circunstancias y con fundamento en las normas legales y constitucionales antes citada, con apoyo en las citas doctrinales antes referidas, que acuden ante su competente autoridad, a fin de demandar como en efecto lo hacemos, al ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE(…)”
Alegatos de la parte demandada:
La parte accionada mediante escrito de contestación a la demanda, de fecha 24 de septiembre de 2007, alegó lo siguiente, negamos, rechazamos y contradecimos, tanto en los hechos como en el derecho, por no ser ciertos los temerarios alegatos realizados por los abogados CHARLES GIOVANNY RAMIREZ SANDOVAL y EMILIO MONCADA ATENCIO, inscrito en el impreabogado bajo los Nos. 105.816 y 22.900, en nombre y representación de la ciudadana NIEVES IRAIMA CAPOTE MARTINEZ, plenamente identificada y en contra de nuestro mandante, ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE por los motivos siguientes: “ ciudadano Juez, manifiesta la parte actora en el primer párrafo de este punto, en su libelo de demanda, que desde el mes de enero del año 1986 hasta el mes de junio del año 2003; es decir, durante 17 años, la demandante vivió permanentemente con nuestro representado, estableciendo su primer domicilio en Calle Central, Casa N° 56, Catia-Casalta, Parroquia Sucre, posteriormente fijaron su nuevo y ultimo domicilio en el Edf. Arauca, Piso 9, Apartamento N° 9-c, Parque Residencial San Antonio de los Altos, jurisdicción del municipio Las Salias del Estado Miranda. Ciudadanos Juez, la verdad es que tanto la parte actora como nuestro representado se conocieron en el mes de Abril de 1988 con motivo de la fiesta que un grupo de Compañías de Seguros celebrada en el Hotel Tamanaco de Caracas. De allí nuestro representado se ofreció a llevar a la ciudadana Nieves Irama Capote Martínez a su casa en Catia, nuestro representado se quedo esa noche a dormir con la mencionada Nieves Capote, luego se vieron nuevamente a los días y así salieron sin compromiso por tres meses, hasta que en el mes de julio de 1988, nuestro representado se enteró por tercera personas que la ciudadana Nieves Capote, le oculto que había estado casada con el ciudadano Francisco Castillo, Medico, que había fallecido en Canadá por consumo de drogas; asimismo se entera que de ese matrimonio la señora nieves capote tenía un hijo de cuatro años de edad, lo cual también le había sido ocultado. Tomando en cuenta estas revelaciones, nuestro representado en el mes de julio de 1988 decidió alejarse de esas salidas clandestinas que durante tres (3) meses tuvo con Nieves Capote y le comunicó su decisión de no continuar saliendo con ella, en virtud de todo lo que ella le había ocultado. Posteriormente la mencionada Nieves Capote llamó a SEGUROS ANAUCO, Empresa de Seguros para la cual nuestro representado prestaba sus servicios para ese momento y le solicitó hablar con él personalmente, pero nuestro representado le dijo que ya no tenia nada que hablar. Al día siguiente. Lo volvió a llamar a su oficina y como nuestro representado se negó a atenderla, la señora Nieves Capote le dejo un mensaje con una persona quien fungía como secretaria, en el cual “le hacia saber que estaba embarazada y que ese hijo era de el”. Nuestro representado, la llamo al día siguiente y se reunieron donde nuestro representado fue enfático al manifestarle que el no la quería a ella y que su responsabilidad era con su embarazo, lo cual fue aceptado por la accionante. Quedando de acuerdo que el mencionado Horacio Martinez cubrirá todos los gastos del embarazo, pasaron los meses, ella lo llamaba si necesitaba dinero extra para consultas o exámenes y éste los cancelaba. El 28 de marzo de 1989, nuestro representado recibió llamada donde le informaron que Nieves Capote fue trasladada a la Clínica sanatrix, que se necesitaba un deposito para atender el parto por cesárea; éste se traslado hasta la clínica cancelo ante la administración todos los pagos a que hubiere lugar y se marcho de la clínica y al siguiente día procedió a cancelar los demás gastos en la clínica y se marcho. Así paso los meses nuestro representado se limito a pasarle una mensualidad a la madre de su hija y a cubrir los gastos extras para la manutención de la niña. En mayo de 1989 la accionante llamó a nuestro representado exigiéndole que le tenía que pasar una pensión mas alta porque ella tenía dos niños que mantener, a lo cual, éste alego que él tenía responsabilidad solamente con su hija, y que ella mantuviera a su hijo con el producto de su trabajo. Nieves Capote, al ver que no pudo lograrse objetivo amenazo a nuestro representado con hacerle la vida imposible y embargarle el mísero sueldo que ganaba. Nuestro representado no le presto mayor atención a sus palabras y siguió aportando lo necesario para la manutención de su hija, dinero éste el cual le llevaba en efectivo mensualmente a la casa donde Nieves Irama Capote seguía viviendo, Calle Central, Casa N° 56, Catia –casalta, Parroquia Sucre, que era una casa que ésta tenía alquilado al lado de su madre, mientras que, nuestro representado vivía el Edf. Arauca, piso 9, Apartamento N° 9-C Parque Residencial San Antonio de Los Altos, jurisdicción del municipio las Salias del Estado Miranda, lo cual podemos probar en su respectivo lapso procesal. En febrero de 1990 la demandante le pidió a nuestro representado que presentara a la niña, Francis Horaima y éste accedió a que la presentaran juntos, pero recordándole a la accionante que le iba a presentar a la niña ya que ésta no tenía la culpa de los errores de los padres, pero que no se hiciera ninguna ilusión con el puesto que ella no le interesaba como mujer. El 10 de noviembre del año 1990, se presentó sorpresivamente la ciudadana Nieves Irama Capote con sus dos hijos y un camión de mudanza al apartamento propiedad de nuestros representado, donde éste radicaba, ubicado en San Antonio de Los Altos, supra identificado, le manifestó que se había quedado en la calle y no tenía donde vivir porque había tenido que entregar la vivienda que tenia alquilada en Catia y por cuanto no tenía ningún sitio donde acudir, decidió buscar su ayuda ofreciéndole cancelarle un alquiler mientras ella se estabilizaba y conseguía un apartamento para donde mudarse, alquiler éste, que nunca cancelo. Ciudadano Juez, como nuestro representado ya tenia planes de irse a trabajar y residenciarse en la ciudad de Valencia, Estado Carabobo, adonde fue transferido por la Compañía de Seguros Carabobo, como Coordinador nacional se suscripción cargo éste que desempeño desde el 19 de Noviembre de 1990 hasta el 20 de Abril de 1992, todo lo cual se evidencia con meridiana claridad en la constancia expedida por seguros Carabobo que anexamos marcada con la letra “B” y la planilla de inscripción en el I.V.S.S marcada con la letra “c”, viendo la situación por la que estaban pasando los niños, y siendo que uno de ellos era su hija, nuestro representado decidió darle en alquiler a la demandante, una habitación con baño incorporado por un lapso de tres (3) meses, condición ésta que fue aceptada por la accionante quien le indico que en un lapso no mayor de tres (3) meses, le desocuparía el apartamento; quedándose nuestro representado en la casa de su madre ubicada en los Paraparos, Callejón Fortuna N°9, la Parroquia La Vega. El 19 de noviembre de 1990, nuestro representado se mudo a trabajar ala ciudad de Valencia, Estado Carabobo y estuvo hospedado tal como consta en planilla del IVSS de Seguros Carabobo, que es la empresa contratante, en Res. Centro Norte, Torre A, Apto.N° 1-5, Valencia, posteriormente estuvo hospedado en el hotel Stanford ubicado en la Av. Bolívar Norte; luego se residenció en la casa S/N, avenida Canaima, sector la Candelaria, Parte Sur, siendo asignado y costeado estos hospedajes por Seguros Carabobo para su estadía mientras prestaba sus servicios. Ciudadano Juez, en el ínterin del tiempo, el ciudadano Horacio Martínez cubrió y actualmente cubre los gastos de manutención de su hija, pero cada vez que llamaba a la ciudadana Nieves Capote para que le desocupara su apartamento, esta le decía que aún no había encontrado para donde mudarse y que le diera tiempo. Nuestro mandante regresó a caracas en Mayo de 1992 y solicitó a la demandante que le desocupara el apartamento porque el pensaba establecerse allí con su novia, a lo cual la ciudadana Nieves capote, se negó rotundamente y le dijo : “ella se iría de allí cuando le diera la gana”, y siendo que pequeña hija de nuestro representado estaba involucrada directamente en el problema, éste no quiso tomar acciones legales y a los fines de resguardar su propiedad, decidió acomodar sus pertenencias en una de las habitaciones del apartamento que se encontraba habitada por el hijo de la accionante. posteriormente y ante la situación desagradable por la que estaba pasando teniendo que vivir arrimado en un cuarto en su propio apartamento, nuestro mandante, en ese mismo año 92, decidió irse a vivir a la casa de su madre en Los Paraparos, callejón Fortuna, N°. 9 de la Parroquia La Vega y en mayo del año 94 decide junto con su novia, ciudadana REYNA LILIANA BELISARIO CAPOTE, establecerse como pareja, mudándose, luego a vivir a en el año 1999 al conjunto Monterrey I, segunda etapa de la Urbanización Llano Alto, quinta A-35, Lomas de Urquía, en el Municipio Carrizal, donde aún residen; a tal efecto, consignamos marcada con la letra “D”, justificativo de concubinato, evacuado por ante la Notaría Publica Octava del municipio Libertador del Distrito Capital el 19 de septiembre de 2007, donde consta que desde hace trece (13) años; es decir desde el año 1994, Horacio Martínez mantiene una relación estable, seria y feliz, con la ciudadana REYNA LILIANA BELISARIO CAPOTE e igualmente consignamos marcada con la letra “ E” , Partida de nacimiento de la hija de nuestro mandante, LILIANA DANIELA ROSALIA MARTINEZ BELISARIO, nacida el 10 de mayo de 2006 y donde consta que su madre es REYNA LILIANA BELISARIO CAPOTE, es su madre. Ciudadano Juez, igualmente manifiestan abogados de la parte actora que tanto ella como nuestro representado “… mantuvieron una relación estable, seria y feliz…”, pues, lo único que tenemos que agregar es que en derecho los hechos alegados tiene que ser probados, ya que, si como afirma los apoderados de la parte actora... “desde enero de 1986 vivían una relación estable, seria y feliz”¿ como se explica que en las fotos que a continuación consignamos marcadas con las letras “F”, tomadas en la ocasión en que nuestro representado obtuvo el titulo de licenciado en Ciencia Actuariales en la Universidad Central de Venezuela, y en la cual se lee la fecha 14/11/86 donde aparece nuestro representado con algunas personas de su entorno social y a su lado se encuentra una persona quien para ese momento era su novia formal, ciudadana ARIADNY ERICHSEN, hoy fallecida. Cabe preguntarse: ¿Por qué no aparece la ciudadana Nieves Irama Capote Martínez en ninguna de las fotos? Es extraño que la ciudadana nieves Irama Capote Martínez venga ahora a alegar que: “desde enero de 1986 vivían una relación estable, seria y feliz” cuando lo cierto es que nuestro representado ya hacia tiempo que mantenía una relación amorosa formal con la ciudadana ARIADNY ARICHSEN, lo cual quedó demostrado en las fotos en comento. Con respecto al alegato de los apoderados de la parte actora cuando afirman que: “con fecha junio del año dos mil tres (2003), nuestra patrocinada en virtud de los actos de violencia y maltrato de la cual era objeto de parte del ciudadano Horacio Antonio Martínez Viceconte, y en virtud de un conjunto de circunstancias difíciles y complejas decide separarse del hogar concubinario en resguardo de su integridad física, y establece en consecuencia un nuevo domicilio”…Ciudadano Juez, negamos, rechazamos y contradecimos tanto en los hechos como en el derecho tales alegatos por ser totalmente temerario y falso; ya que, en primer lugar, nuestro representado nunca fue concubino ni convivió con pareja con la parte actora y además desde el año 92 había fijado su domicilio en los Paraparos, Callejón Fortuna, No. 9 de la Parroquia La Vega, además ciudadana Juez, consigno Expediente marcada con la letra “ G “ expedida por el Comisario Eufemio José Rivas Delgado, donde allí no consta ni tan siquiera medicatura forense. Es mas, ni tan siquiera prosiguieron con la referida demanda. Cabe preguntarse: ¿por qué la actora si tantos eran los actos de violencia de la fiscalía e interpuso denuncia contra nuestro representado? de lo cual se puede colegir, simple y llanamente que la actora al ver que nuestro representado la llamaba para exigirle que le desocupara su apartamento, incontrola salida más fácil para perjudicarlo que ir a denunciarlo por violencia y así presionarlo para que no llamara más. Con relación al alegato de los apoderados actores de que los bienes de fortuna, bienes muebles e inmuebles fueron adquiridos por los ciudadanos Nieves IRAMA Capote Martínez y Horacio Antonio Martínez Viceconte, éstos deben probar sus dichos; por nuestra parte, demostraremos en la oportunidad procesal correspondiente uno a uno que todos los bienes fueron adquiridos por nuestro representado, ciudadano Horacio Antonio Martínez Viceconte con dinero única y exclusivamente de su patrimonio sin que ninguna persona aportara suma alguna para su adquisición. Ahora bien ciudadano Juez detallamos cada uno de los bienes adquiridos por nuestros mandante especificados por los abogados de la parte actora (…). Ciudadano Juez, negamos rechazamos y contradecimos, tanto en los hechos como en el derecho, los temerarios alegatos de la parte actora cuando quiere hacer valer sin prueba alguna, que dicho inmueble fue adquirido en parte por su representada, ya que la transacción para la adquisición de dicho inmueble comenzó a efectuarse el veintiséis(26) de septiembre de 1985, como consta en documento marcado con la letra “H” cuando nuestro representado autorizo a la empresa N. G. Pimentel CIA, para que hiciera todos los tramites necesarios y pertinentes para la adquisición del inmueble en comento y la protocolización del mismo se realizo el 23 de abril de 1.986, lo cual consta en documento que consignamos en este acto, marcada con la letra “I”, y siendo que para ambas fechas la ciudadana Nieves Irama Capote ni siquiera había aparecido en la vida de nuestro representado Horacio Martínez; mal puede entonces la parte actora pretender hacer valer la propiedad de dicho in mueble. Además, resulta por demás insólito que si realmente la parte accionante, tal como lo afirman sus apoderados: “Desde el mes de enero de 1986 hasta el mes de junio de 2003, es decir durante mas de diecisiete (17) años vivió permanentemente con el ciudadano Horacio Antonio Martínez Viceconte…”, no se haya enterado que el supra mencionado inmueble no le pertenece a nuestro representado ya que el mismo le fue vendido a la ciudadana AUXILIADORA MEJIA DE MARTINEZ, en fecha 4 de abril de 2003 por la cantidad de Bs. 40.000.000,oo lo cual consta en documento protocolizado por ante el Registro Inmobiliario del Municipio Las Salias del Edo. Miranda. San Antonio De Los Altos, que anexamos marcada con la letra “J” (…). Ciudadano Juez, negamos, rechazamos y contradecimos, tanto en los hecho como en el derecho, los temerarios alegatos de la parte actora cuando pretende hacer ver sin elemento probatorio alguno, que dicho inmueble fueron adquiridos en partes por su representada, ya que para el momento de adquisición de dichos inmuebles nuestro representado ya estaba y tenia establecida una relación pública y notoria de concubinato con la ut supra mencionada REYNA LILIANA BELISARIO CAPOTE desde el año 1994 lo cual ya se a documentado suficientemente en este escrito, lo cual consta en documento que anexo marcado con la letra “J”(…). Ciudadano Juez, negamos, rechazamos y contradecimos, tanto los hechos como el derecho, los temerarios alegatos e la parte actora cuando pretenden hacer ver sin elemento probatorio alguno , que dicho inmueble fue adquirido en parte por su mandante, ya que para el momento de adquisición de dicho inmueble nuestro representado ya estaba y tenia establecida una relación publica y notoria de concubinato con la ciudadana REYNA LILIANA BELISARIO CAPOTE desde el año 1994, consta en documento que anexamos marcado con la letra “k”. Además que es su vivienda principal, como consta en documento que anexamos marcado con la letra “L”, igualmente consignamos marcadas con las letras “M, N “ carta de residencia y constancia de catastro.(…), ciudadano Juez negamos, rechazamos tanto en los hechos como en el derecho, el temerario alegato de la parte actora cuando pretende hacer ver sin elemento probatorio alguno, que dicho inmueble fue adquirido en parte por su mandante, ya que par el momento de adquisición de dichos inmueble, en fecha 05de septiembre de 1994 nuestro, representado estaba y tenia establecida una relación pública y notoria de concubinato con la ciudadana REYNA LILIANA BELISARIO CAPOTE desde el año 1994, lo cual consta en documento que anexo marcado con la letra “O”.(…). Ciudadana juez negamos, rechazamos y contradecimos, tanto en los hecho como en el derecho, el temerario alegato de la parte actora cuando pretende hacer ver sin elemento probatorio alguna, dicha ACCION fue adquirida en parte por su mandante, ya que para el momento de adquisición de la misma, 11 de enero de 1997 la cual consigno marcada con la letra “P” nuestro representado ya estaba y tenía establecida una relación pública y notoria con la ciudadana REYNA BELISARIO desde el año 1994, la parte actora tengo entendido que compró también una acción y la perdió por no poderla pagar, de ser necesario consignare la prueba en su oportunidad procesal(…). Ciudadano Juez negamos, rechazamos y contradecimos, tanto en los hechos como en el derecho, el temerario alegato de la parte actora cuando pretende hacer valer sin elemento probatorio alguno que nuestro representado posee una cuenta Bancaria VIP en el banco Provincial, por tanto de ser positivo que consignen las pruebas de tales cuentas(…). Ciudadano Juez negamos, rechazamos y contradecimos, tanto en los hechos como en el derecho el temerario alegato de la parte actora cuando pretende hacer valer que el mobiliario que presuntamente existe en la inmueble propiedad de nuestro representado le pertenece a la parte actora. Quiero dejar constancia que la prenombrada cuando se mudo del inmueble se llevo todo el mobiliario pero como no tengo como probar la propiedad, ya que no poseo factura, no tengo nada que discutir a este respecto. Ciudadano Juez, punto a punto hemos venido desvirtuando los alegatos de la parte actora y probando la forma maliciosa y tendenciosa la tantas veces mencionada actuando con nuestro representado, así como también se encuentra probados los daños morales que la accionante le ha causado no solo al ciudadano Horacio Antonio Martínez Viceconte, sino también a su señora REYNA BELISARIO ya que esta situación, producto de dicha demanda, los ha sometido a un estado de angustia, zozobra y desasosiego que no tiene fin.(…). Si la unión estable se equipara al matrimonio, y la bigamia se encuentra prohibida, a juicio de esta sala es imposible, para que ella produzca efectos jurídicos, la coexistencia de varias relaciones a la vez en igual plano, amenos que la ley expresamente señale excepciones…” y siendo ciudadano Juez, que nuestro representado desde el año 1994 convive en una relación pública y notoria con trato de esposa, y un hogar firmemente constituido con la ciudadana REYNA LILIANA BELISARIO CAPOTE, mal podría entonces, pretender la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTÍNEZ, ejercer una acción mero declarativa contra nuestro representado, con el fin de obtener una sentencia que produzca unos efectos jurídicos que no existen y se le reconozcan unos derechos que la accionante no tiene(…)”
Así las cosas, llegada la oportunidad para dictar sentencia en la presente causa, este Tribunal lo hace en los siguientes términos:
CAPITULO III
MOTIVA
El Juez al entrar al conocimiento de la causa, hace suyo el mandato Constitucional de administrar Justicia, teniendo como base que el proceso es el instrumento fundamental para su realización, donde se materializa lo alegado y probado, cuyo análisis, interpretación y valoración se sustenta en el marco legal vigente y los conocimientos de hecho, comprendidos en la experiencia común, sin que esto cercene el derecho conferido por la Ley para la aplicación del principio IURIA NOVIT CURIA, en cumplimiento del deber jurisdiccional. Asimismo, acoge los valores y principios consagrados en nuestra Carta Magna, especialmente los contenidos en los artículos 2, 26, 49 y 257, lo cual compromete al Estado a impartir Justicia dentro del ámbito del derecho.
DE LA CARGA PROBATORIA EN EL CONCUBINATO
En cuanto a la entidad concubinaria en sí, corresponde al demandante la carga de demostrar la existencia de la relación concubinaria con todas las notas o elementos que hacen de ella un concubinato cabal. El supuesto de hecho de la norma aplicable constituida por los artículos 75 y 77 de la Constitución y 70 y 767 del Código Civil más las disposiciones pertinentes que rigen el matrimonio es la existencia de una relación fáctica, cuasimatrimonial, entre un hombre y una mujer, hecho que el demandante debe describir en términos generales, por cuanto el demandante alega la configuración de este tipo de relación, debe soportar la carga de la prueba.
Por otra parte debe probar los elementos básicos, generadores de dicha relación como lo son: a) Affectio, b) Cohabitación (convivencia), c) Permanencia, d) Singularidad y e) Notoriedad. Así se establece.
De lo antes expuesto, este Juzgador pasa de seguidas a analizar el acervo probatorio cursante a los autos, a los fines de determinar si la parte accionante demostró suficientemente los elementos básicos de la relación concubinaria.
SECCION I
PRUEBAS DE LA PARTE ACTORA
La parte accionante en su oportunidad legal correspondiente reprodujo el merito favorable de los autos, al respecto el Tribunal observa: La expresión que frecuentemente utilizan los abogados de “reproduzco el mérito favorable de los autos”, es un estereotipo que la costumbre ha mantenido como “forma” de señalarle y recordarle al Juzgador la existencia de pruebas existentes a los autos con anterioridad al escrito de promoción de pruebas, las cuales han sido oportunamente llevadas a los autos, como instrumentos fundamentales de la acción u otra forma permitida. Tal expresión no vulnera ningún derecho, por el contrario, el artículo 509 del Código de Procedimiento Civil sirve de advertencia para que todas las pruebas, con independencia de su valoración final, sean analizadas, si a renglón seguido de la expresión “reproduzco el mérito probatorio” que corre a los autos, el promoverte especifica a cuales pruebas se refiere, ello sólo sirve para ratificar lo dicho, como el recordatorio de las pruebas promovidas, y, de la aspiración abstracta de que aquello que ésta en los autos antes de la oportunidad probatoria procedimental, le favorezca sus pretensiones; es decir, que dicha formula no vulnera el principio de Adquisición Procesal, ni lesiona el principio de la Comunidad de las Pruebas, porque son expresiones que permiten a la parte que así expresa, de acordar, recordar y ratificar sus medios probatorios, con la aspiración que la intención contenida al promoverla le favorezca, sin menoscabo de la potestad del juzgador de declarar que favorece a parte distinta al proceso. En consecuencia conforme a la legislación vigente no constituye un medio probatorio valido, toda vez que el mismo opera sin necesidad de ser promovido. Así se declara.-
Asimismo promovió los siguientes medios:
DOCUMENTALES: Contentivas de:
1.- (Folios 17 al 64 de la I pieza).- Marcado “B”. Copia certificada del Expediente signado bajo el número 25.811 de la nomenclatura llevada por el Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil y del Tránsito de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, contentivas del juicio que por Reconocimiento de Unión Concubinaria interpusiera la ciudadana NIEVES CAPOTE MARTINEZ contra el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTI, este Tribunal le confiere a la misma todo el valor probatorio que de ella emana de conformidad con lo previsto en el artículo 429 del Código de procedimiento Civil. Dicha documental sirve para demostrar que la parte accionante procedió a demandar al aquí demandada por Reconocimiento de Unión concubinaria ante el Juzgado de esta misma instancia y así se establece.
2.- (Folio 71 de la I pieza) Copia Certificada de Partida de Nacimiento número 507, de la ciudadana FRANCIS HORAIMA, debidamente expedida por la Primera Autoridad Civil del Municipio Chacao del Distrito Sucre del Estado Miranda, dicha documental constituye documento público de los previstos en el artículo 429 del Código de Procedimiento Civil, la cual sirve para demostrar la filiación existente entre las partes y los referidos ciudadanos y así se deja establecido.
3.- (Folios 165 y 166 de la I pieza), marcadas con las letras “A” y “B”.- Tarjetas de Navidad con logo impreso que se lee “Seguros Anauco”, de dicha documental se evidencia que existe firma autógrafa ilegible sobre el apellido que se lee VICICONTI, fechada 06 de noviembre de 1987, de la cual no se evidencia que haya sido dirigida a la parte accionante, razón por la cual este Tribunal la desecha del proceso por cuanto que nada aporta al mismo y así se decide.
4.- (Folio 167 de la I pieza), marcada con la letra “C”, Hoja de papel cuadriculado, fechada 15 de enero del 88, dirigida a la ciudadana IRAMA, de la cual se lee “HORACIO”; al respecto este Tribunal observa: Aun cuando en la misma puede leerse “Cuando te beso y cierro los ojos yo sueño con tigo (sic). T.Q.M. Para IRAMA. HORACIO. 15/01/88, no es menos cierto que la misma constituye misiva confidencial, que no puede presentarse en juicio sin la autorización del autor, tal como lo prevé el artículo 1373 del Código Civil, por lo que la misma carece de valor probatorio, por tanto, se desecha del proceso y así se decide.
5.- (Folios 168 al 178 de la I pieza).- Marcadas con las letras “D”, “E”, “F”, “G”, “H”, “I”, “J”, “K”, “L” y “LL”, contentivas de reproducciones fotográficas; de las cuales se solicitó su ratificación en juicio especialmente las marcadas con las letras “K”, “L”, “LL” y “M”, el Tribunal al respecto observa: Las fotografías o películas de personas, cosas o predios, sirven para probar el estado de hecho que existía en el momento de ser tomadas, pero como es posible prepara el hecho fotográfico o filmado, es indispensable establecer su autenticidad mediante la confesión de la parte contraria o de testigos presentes en aquel instante o que hayan formado parte de la escena captada o intervenido en el desarrollo posterior del negativo o por el examen del negativo mediante peritos o por un conjunto fehaciente de indicios, cumplido este requisito, como documentos privados auténticos pueden llegar a constituir plena prueba de hechos que no requieran por ley un medio diferente, si estos faltaran tendrán un valor relativo libremente valorable por el juez, según la credibilidad que le merezcan y acuerdo con su contenido, las circunstancias en que pudieron ser obtenidas y sus relaciones con las demás pruebas.
En consecuencia por cuanto se observa que las reproducciones fotográficas marcadas con las letras “D”, “E”, “F”, “G”, “H”, “I”, “J”,, no fueron ratificadas por los medios antes indicados, este Tribunal las desecha del proceso por carecer de valor probatorio y así se decide.
En cuanto a las reproducciones fotográficas marcadas con las letras “K”, “L”, “LL” y “M”, se evidencia que fueron promovidos en juicio las testimoniales de los ciudadanos FRANCISCO JOSE CASTILLO CAPOTE, FRANCIS HORAIMA CAPOTE y YUBRASKA BECERRA CAPOTE; de los cuales solo rindieron declaración los dos primeros, a los fines de ratificar las mismas, a cuyo fin fueron evacuadas las deposiciones de dichos ciudadanos quienes en su debida oportunidad contestaron lo siguiente:
-FRANCISCO JOSE CASTILLO CAPOTE (Folios 210 y 211 de la III pieza), este testigo al ser interrogado contestó a su Primera y Única pregunta:” que reconoce las fotografías presentadas marcadas “K, M, L y LL”; que se encuentra él en la marcada “K”, celebrando los quince años de su prima que se llama Yubraska en la cual se encuentra bailando con ella el señor que lo crió o su padrasto Horacio Martínez; que en la misma se encuentran otros familiares, sus abuelos Francisco Capote y Delfina de Capote; que en la fotografía marcada “M”, se encuentra él con su padrastro Horacio Martínez y que al lado se encuentra con su prima Milagros Ruiz, su madre Irama Capote, su tía Leslie Capote, su hermana Horaima Martínez y una compañera de trabajo de su mama llamada Margarita; que dicha fotografía se tomó en el año 2001, justamente el año cuando se graduó de bachiller. Que la foto marcada “L” se encuentra su padrastro Horacio Martínez junto con su hermana Hoarima Martínez, su persona y su prima Mariangel Ortiz; en la parte inferior de la foto se encuentra su madre Irama Capote; que dicha foto fue tomada en el año 2001; que recuerda que sus padres llegaron tarde y justamente llegaron en el mismo carro y que recuerda haberse molestado con ellos, porque no llegaron a tiempo para presentarle a sus otros compañeros de estudios como bachiller de la República (Negritas del Tribunal). Que en la foto marcada “LL” se encuentra Leslie Capote, se encuentra su madre Irama Capote, sus abuelos, su prima, su hermana, su tía Zulay Martínez que es la madre de Mariangel Ortiz y él, en la cual se encuentra celebrando vestido de toga y birrete de color azul su graduación de bachiller de la República; acota el testigo lo siguiente: Quiero acotar que la única razón por la cual mi padrastro no se encuentra en la foto, es porque el se encuentra tomando la impresión de la misma” (Negritas del Tribunal).
- FRANCIS HORAIMA MARTINEZ CAPOTE (Folios 212 y 213 de la III pieza), esta testigo al ser interrogada contestó a su Primera y Única pregunta:” que en la foto marcada M, reconoce a todos los que están allí, su persona; de izquierda a derecha se encuentra su papa Horacio Martínez con gorra negra, camisa gris y pantalón oscuro; a su lado se encuentra su prima Milagros Capote, su mama Irama Capote, su tía Leslie Capote, su hermano Francisco Castillo Capote y al lado se encuentra una amiga de sus mamá que no recuerda su nombre_; que están en el aeropuerto de Maiquetia despidiendo a su hermano Francisco Castillo que se iba para Canadá a cursar estudios de ingles.- Que en la Foto marcada L se encuentra principalmente su para Horacio Martínez con traje azul oscuro, a su lado se encuentra ella, su hermano Francisco Castillo, su prima Mariangel Ortiz y en la L inferior se encuentra su mamá Irama Capote con el diploma de su hermano, su hermano Francisco y ella con su prima Mariangel Ortiz. Alegó la testigo lo siguiente “Se puede ver que esta mi mamá y mi papa que para mi hasta donde yo supe, pensaba que estaban casados hasta que leí mi partida de nacimiento y me enteré que mis padres aunque vivíamos juntos desde mi uso de razón y éramos una familia y mi papa siempre presentaba a mi mama como su esposa, me entero que ellos no estaban casados, pero para mi vivíamos como una familia formal durante mucho tiempo” (Negritas del Tribunal). Que en la foto marcada “LL”, están nuevamente celebrando el acto de graduación de su hermano Francisco castillo, alega nuevamente la testigo “en esta foto no sale mi papa porque estaba timando dicha foto” (Negritas del Tribunal)
El Tribunal al respecto observa:
La Sala de Casación Civil, en fecha 12 de abril de 2005 (Cso: Mouna Rita Embaid Embaid c/Sheraton de Venezuela C.A., dejó sentado lo siguiente:
“...Establece el artículo 508 del Código de Procedimiento Civil:
“...Para la apreciación de la prueba de testigos, el juez examinará si las deposiciones de éstos concuerdan entre sí y con las demás pruebas, y estimará cuidadosamente los motivos de las declaraciones y la confianza que merezcan los testigos por su edad, vida y costumbres, por la profesión que ejerzan y demás circunstancias desechando en la sentencia la declaración del testigo inhábil, del que apareciere no haber dicho la verdad, ya por las contradicciones en que hubiere incurrido, o ya por otro motivo, aunque no hubiese sido tachado, expresándose el fundamento de tal determinación...”
La disposición jurídica citada, establece que para la apreciación de los testigos el sentenciador debe examinar la concurrencia de las deposiciones entre éstos y con las otras pruebas, estimar los motivos de su declaración, así como la confianza que le merece el testigo tomando en cuenta su edad, vida, costumbres, profesión y demás circunstancias, desechando al inhábil y aquel que no pareciera decir la verdad; por tanto, la referida disposición faculta ampliamente a los jueces para la apreciación de la prueba de testigos.
La estimación de la referida prueba implica para el sentenciador un juicio de valor intelectivo y volitivo a la vez, pues opera en él un acto de voluntad por el cual acoge o rechaza la deposición del testigo, sustentando en que le merece confianza en razón de su edad, vida, costumbres, profesión y demás circunstancias o si es hábil para declarar sobre lo que conoce; de manera que en este contexto el juez es soberano y libre en su apreciación. (Henríquez La Roche, Ricardo: Código de Procedimiento Civil. Tomo III. Ediciones Liber, Caracas)...”

De acuerdo con la jurisprudencia transcrita, el Juez es soberano y libre en la apreciación de la prueba, por tanto sobre las deposiciones de los testigos se observa lo siguiente:
Tal y como fue señalado con anterioridad las reproducciones fotográficas para contener todo el valor probatorio, se debe establecer su autenticidad mediante testigos presentes en aquel instante o que hayan formado parte de la escena captada, o haber intervenido en el desarrollo posterior del negativo, o por el examen del negativo mediante peritos y otros; así pues por cuanto observa quien aquí suscribe que los testigos promovidos en sus deposiciones no se limitaron a ratificar las escenas captadas en las mismas; sino por el contrario se extralimitaron a declarar menciones no interrogadas, por tanto, este Juzgado le confiere a los mismos todo el valor probatorio que de ellos emana, sólo en lo que respecta a la ratificación de la escena captada en dichas reproducciones fotográficas y así se decide.
6.- (Folio 179 de la I pieza), Marcada con la letra “N”. Invitación de la Promoción 5 de Julio de 1811 de la Unidad Educativa •Dr. Henrique Toledo Trujillo”, a efectuarse el día viernes 27 de julio de 2001, en el Batallón Caracas, Sede del Ministerio de la Defensa. Fuerte Tiuna, de la cual se observa que la misma no infiere autoría alguna por las partes litigantes en el proceso, razón por la cual este Tribunal la desecha del proceso por carecer de valor probatorio y así se decide.-
7.- (Folios 180 y 181 de la I pieza), Marcado con la letra “Ñ”, Informe Empresarial Nro. 1035, Año IV, fechado 25 de octubre de 1994, mediante el cual se evidencia una serie de Sociedades Mercantiles, este Tribunal tiene la misma como fidedigna de conformidad con lo previsto en el artículo 432 del Código de Procedimiento Civil y así se decide.-
8.- (Folio 182 de la I pieza), Marcada con la letra “O”, Copia simple de Autorización para corredor de seguros Nº 4.518,, suscrita por el Superintendente de Seguros, ciudadano NAICO ALEMAN PARES, se observa que la misma constituye copia simple la cual no reúne los requisitos exigidos para ser promovidos en juicio, razón por la cual este Tribunal la desecha del proceso y así se decide.
9.- (Folios 183 al 238 de la I pieza), Marcados con la letra “P”, Estados de Cuenta correspondientes a la Tarjeta de Crédito Nro. 4560-3540-2504-4434, perteneciente a la ciudadana NIEVES CAPOTE.
10.-(Folios 239 al 243 de la I pieza) marcado “R”, Estados de Cuenta de NATIONS BANK, a nombre de los ciudadanos HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE or NIEVES IROMA CAPOTE MARTINEZ
11.- (Folios 244 al 270 de la I pieza).- Marcado “S”. Estados Financieros correspondientes al ejercicio económico terminado el 31 de diciembre de 1999, presentado por la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ ante el Ministerio de Hacienda. Superintendencia de Seguros, cuya correspondencia fue recibida por ante dicho organismo tal y como se evidencia de sello húmedo
12) (Folios 271 al 275 de la I pieza), Marcados con la letra “T”. Estados de Cuenta de la Institución Bancaria BANESCO. BANCO Universal S.A.C.A, a nombre de la ciudadana CAPOTE MARTINEZ NIEVES IRAMA
Respecto de dichos medios probatorios, establece el artículo 433 del Código de Procedimiento Civil, lo siguiente:

Artículo 433: “Cuando se trate de hechos que consten en documentos, libros, archivos u otros papeles que se hallen en oficinas publicas, bancos, asociaciones gremiales, sociedades civiles o mercantiles e instituciones similares, aunque estas sean parte en el juicio, el tribunal, a solicitud de parte, requerirá de ellas informes sobre los hechos litigiosos que aparezcan de dichos instrumentos, o copia de los mismos.”

En consecuencia, el Tribunal considera que siendo tales documentos emanados de instituciones de servicios públicos, debió la parte accionante promover la prueba de informes conforme a lo establecido en el artículo 433 ut supra indicado, lo cual no hizo, razón por la cual este Juzgador desecha las mismas del proceso y así se decide.-
13.- (Folios 276 al 278 de la I pieza), marcado con la letra “U”.- Contrato de Arrendamiento debidamente autenticado por ante la Notaria Publica del Municipio Los Salias del Estado Miranda, fechado 05 de junio de 2003, el cual quedó anotado bajo el número 65, Tomo 39 de los Libros de Autenticaciones llevados por esa Notaria, suscrito entre las ciudadanas BRISEIDA MILAGROS SCHIARIZZA RODRIGUEZ y NIEVES IARAMA CAPOTE MARTINEZ, el Tribunal por cuanto observa que la misma aparece suscrita por un tercero ajeno a la litis, la desecha del proceso y así se decide.
PRUEBA TESTIMONIAL: De los ciudadanos DEYSY GIL RODRIGUEZ, MARIA PASTORA BRICEÑO, LUZ MARINA BARRIOS, ZULAY MARTINEZ CASTILLO e ISAAC VALE, de conformidad con lo previsto en el artículo 483 del Código de Procedimiento Civil.
En cuanto a la testimonial de la ciudadana DEISY NEREIDA GIL RODRIGUEZ (Folios 152 de la II pieza), esta testigo al ser interrogada contestó: Que conoce de vista, trato y comunicación a la ciudadana IRAMA CAPOTE desde hace veintidós (22) años aproximadamente por ser su vecina , por cuanto la veía en el edificio y sus niños estudiaban con los de ella; que conoce de vista, trato y comunicación al ciudadano HORACIO MARTINEZ VICECONTE desde la misma fecha que a ella, por convivir con ella en el mismo edificio como si fuese un matrimonio común; que la dirección donde convivieron los ciudadanos NIEVES IRAMA CAPOTE y HORACIO ANTONIO MARTINEZ es la Rosaleda Sur, Edificio Arauca, Piso 9, apartamento 9-C, San Antonio de Los Altos; que sabe que la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE además de sus actividades como ama de casa se dedicaba como Corredora de Seguros; que sabe y le consta que el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ pernoctaba regularmente y cotidianamente el inmueble ubicado en el piso 9, apartamento 9-C, Edificio Arauca, San Antonio de Los Altos, por cuanto tenían una vida normal de salir temprano de la casa, regresaba en la noche, compartían los fines de semana, se veían en el mercado; que sabe y le consta que la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ vivió con el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ hasta mediados del año 2003; que los vecinos del edificio veían a la pareja como una pareja que tenia una familia, que compartían una vivienda que ella diría como si fuese un matrimonio bien constituido; que compartían los gastos. Esta testigo no fue repreguntada por la contraparte.-
En cuanto a la testimonial de la ciudadana MARIA PASTORA BRICEÑO (Folio 153 de la II pieza). Esta testigo al ser interrogada contestó: Que conoce de vista, trato y comunicación a la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ desde el año 86, porque ella vivió alquilada frente a su casa con su pareja el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE, que de allí nació una niña llamada FRANCIS HORAIMA; que conoce de vista, trato y comunicación al ciudadano HORACIO MARTINEZ, porque vivía con ella al frente de su casa alquilados en la Calle Central de la Silsa, Caracas; que sabe que el ciudadano HORACIO MARTINEZ VICECONTE se quedaba a dormir todas las noches, porque ella los veía que eran pareja y se veían muy bien; que sabe que la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE, además de su actividad como ama de casa, trabajaba como Corredora de Seguros. Esta testigo no fue repreguntada por la parte contraria.
El Tribunal al respecto observa:
La Sala de Casación Civil, en fecha 12 de abril de 2005 (Cso: Mouna Rita Embaid Embaid c/Sheraton de Venezuela C.A., dejó sentado lo siguiente:
“...Establece el artículo 508 del Código de Procedimiento Civil:
“...Para la apreciación de la prueba de testigos, el juez examinará si las deposiciones de éstos concuerdan entre sí y con las demás pruebas, y estimará cuidadosamente los motivos de las declaraciones y la confianza que merezcan los testigos por su edad, vida y costumbres, por la profesión que ejerzan y demás circunstancias desechando en la sentencia la declaración del testigo inhábil, del que apareciere no haber dicho la verdad, ya por las contradicciones en que hubiere incurrido, o ya por otro motivo, aunque no hubiese sido tachado, expresándose el fundamento de tal determinación...”
La disposición jurídica citada, establece que para la apreciación de los testigos el sentenciador debe examinar la concurrencia de las deposiciones entre éstos y con las otras pruebas, estimar los motivos de su declaración, así como la confianza que le merece el testigo tomando en cuenta su edad, vida, costumbres, profesión y demás circunstancias, desechando al inhábil y aquel que no pareciera decir la verdad; por tanto, la referida disposición faculta ampliamente a los jueces para la apreciación de la prueba de testigos.
La estimación de la referida prueba implica para el sentenciador un juicio de valor intelectivo y volitivo a la vez, pues opera en él un acto de voluntad por el cual acoge o rechaza la deposición del testigo, sustentando en que le merece confianza en razón de su edad, vida, costumbres, profesión y demás circunstancias o si es hábil para declarar sobre lo que conoce; de manera que en este contexto el juez es soberano y libre en su apreciación. (Henríquez La Roche, Ricardo: Código de Procedimiento Civil. Tomo III. Ediciones Liber, Caracas)...”

De acuerdo con la jurisprudencia transcrita, el Juez es soberano y libre en la apreciación de la prueba, por cuanto dichos alegatos no se encuentran sustentados en el presente procedimiento, mediante otro medio probatorio; y siendo que para la apreciación de la prueba de testigos, el juez examinará si las deposiciones de éstos concuerdan entre sí y con las demás pruebas, es por lo que este Juzgador desecha dichas deposiciones y así se decide.
En cuanto a la testimonial de la ciudadana LUZ MARINA BARROS de ECHEVERRI (Folio 154 de la II pieza), esta testigo al ser interrogada contestó: Que conoce de vista, trato y comunicación a la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE desde el año 90, trabajándole como domestica en su residencia ubicada en la Rosaleda, Piso 9, Edificio Arauca, apartamento 9-C; que conoce de vista, trato y comunicación al ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE de cuando vivía en unión con ella en su apartamento y ella le prestaba sus servicios dos o tres veces a la semana en su apartamento; que sabe que la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE además de sus actividades como ama de casa era Corredora de Seguros; que sabe y le consta que el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ, pernoctaba en el hogar; que sabe que la ciudadana NIEVES IRAMA MARTINEZ y el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE convivieron como a mitad del 2003. Esta testigo no fue repreguntada por la contraparte. (Subrayado del Tribunal)
Respecto a dicha testimonial el Tribunal observa:
Establece el artículo 479 del Código de Procedimiento Civil, lo siguiente: “Nadie puede ser testigo en contra, ni a favor de sus ascendientes o descendientes o de su cónyuge. El sirviente domestico no podrá ser testigo ni a favor ni en contra de quien lo tenga a su servicio”. (Subrayado y negritas del Tribunal).-
La norma in comento es meridianamente clara al establecer como una de las prohibiciones de dar testimonio a los sirvientes domésticos, ni en contra, ni a favor de quien lo tenga a su servicio, llevando consigo la inhabilitación del mismo, razón por la cual este Tribunal desecha las deposiciones de la ciudadana LUZ MARINA BARROS de ECHEVERRI, por ser contrarias a derecho y así se resuelve.-
En cuanto a la testimonial de la ciudadana ZULAY CECILIA MARTINEZ CASTILLO (Folios 155 y 156 de la II pieza), esta testigo al ser interrogada contestó: Que conoce de vista, trato y comunicación a la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ, desde el año 1979; que conoce de vista, trato y comunicación al ciudadano HORACIO ANTONIO AMRTINEZ VICECONTE desde que inició la relación en el año 1986; que la dirección donde convivieron los últimos años como pareja fue en San Antonio de Los Altos, Urbanización La Rosaleda, Edificio Arauca, Piso 9, apartamento 9-C; que sabe y le consta que la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE además de sus actividades como ama de casa era Corredora de Seguros; que sabe y le consta su dicho porque compartían la misma actividad; que sabe y le consta que la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE producto de su actividad profesional como Corredora de Seguros ayudaba con los gastos del hogar, por cuanto en muchas oportunidades la acompañó hacer diligencias (mercado, servicio a los carros, a la compra de algunos muebles, realizaron la reservación de pasaje para los viajes etc); que el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE pernoctaba regularmente el inmueble, por cuanto todas las veces que se quedó allí fue testigo que el dormía y amanecía en el mismo e iba y regresaba del trabajo todos los días; que la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE vivió con el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE hasta mediados del año 2003, como el mes de junio; que el motivo por el cual ella (la testigo) se vio en la imperiosa necesidad de pernoctar en el inmueble mencionado, es por se compañera de trabajo y siendo que vivía en Puerto Ordaz, estos le daban la oportunidad de quedarse allí; que además de ellos convivían en el citado inmueble sus dos hijos HORAIMA y su hijastro FRANCISCO; que sabe y le consta que las razones por las cuales se interrumpió de forma definitiva la relación entre los ciudadanos NIEVE SIRAMA MARTINEZ y HORAFCIO ANTONIO MARTINEZ, porque había violencia verbal y hasta física de parte del ciudadano HORACIO”. Esta testigo no fue repreguntada por la contraparte.
Respecto a dicha testimonial, el Tribunal observa:
De la revisión efectuada por este Juzgado a las deposiciones de la referida testigo, se puede observar que la misma era compañera de trabajo de la aquí accionante, que la misma pernoctaba en la casa de ésta, que realizaba diligencias personales con la misma tales como hacer mercado, servicio a los carros, a la compra de algunos muebles, realizaron la reservación de pasaje para los viajes, entre otras, existiendo para este Juzgador una presunción de amistad estrecha entre la aquí accionante y la testigo, y siendo que la parte in fine del artículo 478 del Código de Procedimiento Civil establece que el amigo intimo, no puede testificar a favor de aquellos con quienes les comprenda estas relaciones, este Tribunal considera que la misma tiene impedimento relativo, razón por la cual la desecha del proceso y así se decide.
PRUEBA DE POSICIONES JURADAS promovidas en el texto libelar, la cual se llevó a cabo en fecha Primero (1º) de octubre de dos mil siete (2007).-
-Del ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE (Parte demandada) (Folios 145 al 148 de la I pieza); el absolvente al ser interrogado contestó: Que nunca tuvo una relación sentimental con la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ, que tuvo una salidas clandestinas con la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ, quien quedó embarazada a raíz de dichas salidas; que nunca estableció residencia con la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ; que nunca le ha constituido hogar a su hija; que no tiene conocimiento que la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ, en fecha 02 de diciembre de 1998 contrató los servicios de la Sociedad de Comercio ARTESANIA CAMPESTRE C.A., a fin de realizar trabajos de retapizado de butacas; que no tiene conocimientos de que la Sociedad de Comercio EXPO COUNTRY LJP C.A Corporación MELMONT C.A., Muebles Ferly C.A., libraron diferentes facturas a nombre de la progenitora de su hija, colocando la dirección de la misma; que nunca ha tenido una relación de concubinato con la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ, confiriendo este Tribunal a dichas deposiciones todo el valor probatorio que de ellas emana y así se establece.
-De la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ (Parte accionante) (Folios 150 al 153 de la I pieza); la absolvente a quien le correspondía absolver a la reciproca las posiciones juradas, en tal oportunidad no compareció al acto, por lo cual se le estamparon de la siguiente manera: PRIMERO: Diga usted como es cierto que desde el mes de enero del año 1986 vivía una relación estable, seria y feliz con mi representado, el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTÍNEZ VICECONTE, por que para el 14/11/86, fecha esta en la cual mi representado obtiene el título de licenciado en ciencias actuariales en la U.C.V., usted no estuvo presente para tan importante evento? SEGUNDA: Diga usted como es cierto que usted y mi representado se conocieron en abril del 98, con motivo de la fiesta que un grupo de compañía de seguros en el Hotel Tamanaco de Caracas, dónde mi representado ofreció llevarla a su casa en Catia y allí se quedó a dormir? TERCERO: Diga usted como es cierto que consta en Justificativo de Concubinato evacuado por ante la Notaría Trigésimo Tercera del Municipio Libertador del Distrito Capital el 16/08/2005 solicita usted NIEVES IRAMA CAPOTE MARTÌNEZ que a los testigos mencionados en dicho documento den fe entre otros particulares que mi representado, ciudadano HORACIO ANTONIO MARTÍNEZ VICECONTE fue el padre adoptivo de su otro hijo FRANCISCO CASTILLO CAPOTE, además deja constancia que usted y mi representado abrieron cuentas bancarias nacionales e internacionales. CUARTA: Diga usted como es cierto, ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTÌNEZ que de las salidas clandestinas que usted mantuvo con el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTÍNEZ VICECONTE durante tres (3) meses quedó embarazada? QUINTA: Diga usted como es cierto que mi representado, ciudadano HORACIO ANTONIO MARTÍNEZ VICECONTE al enterarse que usted era viuda del ciudadano FRANCISCO CASTILLO quien falleció en la ciudad de Canadá por problemas de drogas y quien además tenía un hijo de cuatro (4) años de edad, mi representado decide terminar con estas salidas clandestinas?. CONTESTÓ: SEXTA: Diga usted como es cierto que mi representado cuando se enteró que usted estaba embarazada fue enfático con usted al manifestarle que su responsabilidad sería con el embarazo, condición que usted aceptó?. SÉPTIMA: Diga usted como es cierto que una vez que usted le manifestó a mi representado que estaba embarazada, mi representado desde ese momento comenzó a cubrir los gastos de embarazo, parto y nacida su hija FRANCIS HORAIMA, cubre todos y cada uno de los gastos por concepto de estudios, curso, deportes, preescolar, colegio, liceo y en la actualidad universidad, igualmente como es cierto que mensualmente le aporta dinero en efectivo para la alimentación, y dicho aporte lo hace a través de una cuenta bancaria?. OCTAVA: Diga usted como es cierto que hasta el año 1990 vivía arrendada en una vivienda en el sector de Catia, cerca de la residencia de su señora madre?. NOVENA: Diga usted como es cierto que el 10/11/90, se presentó usted ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTÍNEZ con nuestra hija FRANCIS HORAIMA MARTINEZ CAPOTE y su hijo FRANCISCO CASTILLO CAPOTE con una mudanza al apartamento propiedad de mi representado, ubicado en piso 9, del Edificio Arauca, identificado con el Nº 9-C del Parque Residencial San Antonio de los Altos, jurisdicción del Municipio Los Salias y le manifestó a mi representado que de donde vivía la habían sacado a la calle con sus dos (2) hijos, y como no tenía donde vivir decidió buscar la ayuda de mi representado pidiéndole que el arrendara el apartamento anteriormente identificado por un lapso de tres (3) meses?. DÉCIMA: Diga usted como es cierto que tiene conocimiento que mi representado se desempeñó como Coordinador Nacional de Suscripción en la ciudad de Valencia, Estado Carabobo desde el 19/11/90, hasta el 20 de abril del 92?. DÉCIMA PRIMERA: Diga usted como es cierto que en el mes de mayo del año 92, el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTÍNEZ VICECONTE le exigió a usted ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTÍNEZ que le desocupara el apartamento anteriormente identificado ya que mi representado tenía planes de mudarse al apartamento señalado con su pareja para ese momento?. DÉCIMA SEGUNDA: Diga usted como es cierto que todo el mobiliario que se encuentra reflejado en facturas insertas a los folios, y que fueron consignadas en el libelo de demanda pertenecen a usted ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTÍNEZ, por tal motivo al mudarse del apartamento in comento propiedad de mi representado se los llevó consigo?. DÉCIMA TERCERA: Diga usted como es cierto que en denuncia que usted formuló en contra de mi representado HORACIO ANTONIO MARTÍNEZ VICECONTE por ante el Instituto Autónomo de Policía Municipal del Municipio Los Salias en fecha 24/02/2002, en el interrogatorio que le efectuara el funcionario, usted respondió “por el hecho que vivamos en el mismo techo el se considera con derecho a agredirme”, en la penúltima pregunta diga usted si son pareja, usted respondió textualmente: “No” , y en el cuerpo de la exposición usted ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTÍNEZ usted manifestó que mi representado agrede a su hija FRANCIS HORAIMA MARTINEZ CAPOTE?. DÉCIMA CUARTA: -Diga usted como es cierto que usted adquirió una acción a su nombre en OLAS RESORT, y por no cancelarla la perdió?. DÉCIMA QUINTA: Diga usted como es cierto que el mobiliario , tales como juego de comedor, juego de recibo, 2 juegos de dormitorios matrimonial e individual, consolas, espejos, cocina empotrada, nevera marca WIRLPOOL, juegos de pantrys, televisores Sony, Panasonic, Toshiba de 21 y 29 pulgadas respectivamente, equipo de sonido Sony, cuatro (4) cornetas, biblioteca modular cuatro (4) cuerpos, bar equipado con luces y sillas, vajillas, cubiertería, al mudarse del Edificio Arauca, apartamento Nº 9-C, piso 9 del Parque Residencial San Antonio de los Altos, jurisdicción del Municipio Los Salias, se los llevó consigo?. DÉCIMA SEXTA: Diga usted como es cierto que la Póliza de Seguros de Multinacional de Seguros del año 97 aparece usted ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTÍNEZ como contratante de dicha póliza, aún cuando al pié de la misma no aparezca su firma, lo cual consta al folio 75 consignado en el libelo de la demanda?. DÉCIMA SÉPTIMA: Diga usted como es cierto como obtuvo información de los saldos de las cuentas bancarias del Banco Provincial Nros. Ahorro 0108002100200633025 y Corriente 01080016170100113969, a nombre de mi representado HORACIO ANTONIO MARTÍNEZ VICECONTE, lo cual consta al folio 63 consignado en el libelo de la demanda? DÉCIMA OCTAVA: Diga usted como es cierto que mantiene o mantuvo relaciones comerciales con el abogado CHARLES GIOVANNY RAMÍREZ?.
El Tribunal al respecto observa:
Establece el artículo 412 del Código de Procedimiento Civil, lo siguiente:
Artículo 412: “Se tendrá por confesa en las posiciones que la parte contraria haga legalmente en presencia del Tribunal; a la que se negare a contestarlas, a menos que el absolvente, por su propia determinación, se niegue a contestar la posición por considerarla impertinente, y así resulte declarado por el Tribunal en la sentencia definitiva ; a la que citada para absolverlas no comparezca sin motivo legitimo, o a la que se perjure contestarlas, respecto de los hechos a que se refiere el perjurio. Si la parte llamada a absolver las posiciones no concurre al acto, se dejarán transcurrir sesenta minutos a partir de la hora fijada para la comparecencia, ya se refiera ésta al primer acto de posiciones o a la continuación del mismo después de alguna suspensión de aquél o de haberse acordado proseguirlo ante un Juez comisionado al efecto. Pasado este tiempo sin que hubiese comparecido el absolvente, se le tendrá por confeso en todas las posiciones que le estampe la contraparte, sin excederse de las veinte indicadas en el artículo 411”.

De la norma in comento se puede evidenciar que el absolvente quedará confeso cuando se negare a contestar las posiciones; cuando no compareciere al acto sin motivo justificado y cuando incurriere en perjurio, fuera de estos tres casos, la Ley no contempla ningún otro en que pueda ser declarado confeso el absolvente.
Ahora bien, por cuanto la parte accionante, ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ, no compareció al acto deposiciones juradas sin justificación alguna, este Tribunal de conformidad con lo previsto en el artículo 412 del Código de Procedimiento Civil, la declara confesa en los siguientes hechos: a) Que conoció a la parte demandada, ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE en el mes de abril de 1998, con motivo de la fiesta de una compañía de Seguros en el Hotel Tamanaco de Caracas; b) que de las salidas efectuadas con la parte demandada, quedó embarazada; c) que el ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE, al enterarse del embarazo manifestó su responsabilidad solo con el embarazo, condición esta aceptada por la accionante; d) que cubre todos los gastos a través de una cuenta bancaria; e)que le pidió ayuda al demandado por cuanto no tenia donde vivir, pidiéndole al mismo que le arrendara el inmueble por un lapso de tres (3) meses; f)que el ciudadano HORACIO ANTONIO AMRTINEZ VICECONTE en el año 1992, pidió a la accionante desocupara el inmueble, ya que tenia planes de mudarse al mismo con su pareja; g)que todo el mobiliario que se encuentra reflejado en las facturas consignadas junto al libelo de la demanda pertenecen a la accionante; h)que en la póliza de seguros de Multinacional aparece la ciudadana NIEVES IRAMA CAPOTE MARTINEZ como contratante de la misma y así se deja establecido.
En cuanto a la prueba de POSICIONES JURADAS, cursantes a los folios 49 al 52 de la II pieza del expediente, se observa que la misma fue promovida por la parte accionante, a los fines de que el accionado, ciudadano HORACIO ANTONIO MARTINEZ VICECONTE, ratificará mediante dicha prueba los medios probatorios cursantes a los autos, el Tribunal al respecto observa: Establece el artículo 410 del Código de Procedimiento Civil, ahora de modo terminante, el principio de la pertinencia de las posiciones juradas, y autoriza al Juez para eximir al absolvente del deber de dar contestación a la posición que se le formula, en caso de reclamo por impertinencia.
Para Liebman los hechos alegados, para constituirse en objeto de prueba, deben ser relevantes, e